El director del Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ), Francisco Pizarro, acompañado por la coordinadora provincial, Mila Gordillo, ha visitado el campo de trabajo ‘Aprender haciendo y construyendo en Cerro Mulera II’ que este organismo celebra en la localidad gaditana de Ubrique hasta el día 15 de agosto y centrado en el voluntariado ambiental.  Este verano se celebran 16 campos en Andalucía, en los que participan 335 jóvenes, de los cuales 175 son andaluces; 160 de otras comunidades autónomas y 30 son extranjeros.

En concreto, en el campo de Ubrique participan 30 jóvenes de Andalucía y de diferentes puntos del país que van a realizar diferentes tareas de voluntariado ambiental.

En este sentido, la actividad se desarrolla en el campamento juvenil ‘Cerro Mulera’ que se encuentra en un paraje natural excepcional con vegetación mediterránea y a dos kilómetros y medio del pueblo de Ubrique. En este enclave, los jóvenes voluntarios van a llevar a cabo la  adecuación de accesos y senderos de las zonas de acampada; la construcción de una cabaña para almacenamiento y conservación de utensilios y materiales; la localización, limpieza, preparación y señalización de rutas de senderismo y la preparación de zonas de huertos y arbustos de hierbas aromáticas.

Según ha mencionado Pizarro, es destacable la labor que realizan los participantes en los campos de trabajo. “Estos jóvenes en su tiempo de ocio, en sus vacaciones”, ha señalado, “deciden realizar una labor de voluntariado para trabajar en el ámbito de la acción comunitaria e intervención social, del patrimonio histórico-artístico y cultural, de la arqueología o del medio ambiente”.

Junto con la realización de este campo, en esta provincia se ha desarrollado en el mes de julio, en Cádiz capital, el campo ‘Experiencias de intervención social’; y del 30 de agosto al 3 de septiembre se va a celebrar, en Alcalá de los Gazules, una nueva edición del campo de trabajo Picacho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here