El Ayuntamiento de Burgos ha concedido al grupo Campofrío la licencia de primera ocupación para que pueda comenzar su actividad productiva en tres de los nuevos edificios de la nueva planta que sustituye a la que quedó en ruinas después de un incendio ocurrido en noviembre de 2014.

Fuentes de la compañía cárnica han explicado a Efe que con esta licencia se podrá empezar a utilizar buena parte de la maquinaria de cocción y enfriamiento, además de parte de los secaderos.

El objetivo de pleno funcionamiento de la planta es que se produzca hacia el mes de junio de este año

No obstante, se mantiene como objetivo que el pleno funcionamiento de la planta, que irá ampliando su actividad de forma gradual, se produzca hacia el mes de junio de este año.

Según ha informado este martes 3 la empresa cárnica en una nota de prensa, la licencia de primera ocupación fue concedida el pasado 30 de diciembre, y supone la verificación de que la obra ejecutada en la planta se ajusta al proyecto presentado por Campofrío.

La licencia de primera ocupación afecta al edificio 01, al 02 y a parte del 03 de la nueva planta, donde tras haber recibido también el visto bueno del Servicio de Veterinarios Oficial (SVO), ya puede comenzar la fabricación de productos y la venta de los mismos.

Se trata de un paso adelante para la total reactivación de la actividad de la nueva fábrica, hasta ahora en pruebas, y que aspira a convertirse en uno de los motores económicos de Castilla y León, según las mismas fuentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here