Canadá muestra un creciente apetito por los productos alimentarios españoles

0
6

EFE.- Decenas de representantes de las principales grandes superficies de Canadá, distribuidores alimentarios, importadores y periodistas especializados desfilaron ayer en Toronto por la exposición “Under The Spanish Spell” organizada por el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) y la Oficina Comercial de España.

La exposición permitió que profesionales canadienses del sector alimentario se reuniesen y, sobre todo, probasen los productos de 14 empresas españolas del ramo, desde productores de queso o jamón, como Nico Jamones o Deraza Ibérico, hasta productos más exóticos como castañas o zumo de granada.

Dos seminarios sobre queso y jamón serrano e ibérico, esté último con el director general del Consorcio del Jamón Ibérico, Miguel Sanz, y el secretario general, Pedro Marín, y dos cenas en dos de los restaurantes que incorporan comidas españolas en sus menús complementaron la muestra celebrada en el Toronto Design Exchange.

“El mercado canadiense es un gran desconocido para las empresas españolas. Pero sabemos que cada vez más, el consumidor canadiense tiene interés en conocer nuevos productos que se salgan de los que normalmente se conocen” explicó a Efe Loli Moreno Navarro, jefa de sector del Departamento de Alimentos del ICEX.

Productos como los de Vitalgrana, una empresa de Elche que ha desarrollado una línea de zumos y cápsulas de Omega 5 a partir de la fruta granada. O Naciña, una empresa gallega especializada en productos y derivados de la castaña. Las dos empresas han estado presentes en “Under The Spanish Spell”.

María Gorriti, delegada comercial de España en Toronto, dijo a Efe que “la evolución de los productos españoles en Canadá es muy positiva. En los últimos cinco años, las exportaciones alimentarias españolas a Canadá han crecido más de un 25 %. Pero sobre todo, tienen un enorme potencial”.

Gorriti y Moreno destacaron que la negociación del tratado de libre comercio entre la Unión Europea y Canadá, conocido como CETA, supone una oportunidad para la apertura del mercado canadiense a muchos productos que hasta ahora estaban sujetos a cuotas, uno de ellos el de los quesos.

“Por ejemplo, las cuotas para queso europeo se van a duplicar en los próximos años. Es un momento muy adecuado para empezar a promocionar aquellos productos que hasta ahora no tenían acceso al mercado, no sólo en queso sino en otros productos” añadió Gorriti.

Por ello, Andrés Pérez de Herrasti, director gerente de United Wineries, presentó en Toronto los productos de Hacienda Zorita, una de las empresas del grupo dedicada a la elaboración de quesos artesanos.

Para el chef español Fernando García, pionero de la cocina española en Canadá, la llegada de productos alimentarios españoles al país norteamericano es clave.

“Ha habido una demanda de producto que nunca se ha abastecido al mercado” dijo para explicar porqué una ciudad tan cosmopolita como Toronto ha tenido siempre un déficit de restaurantes de comida española.

Pero la situación está cambiando rápidamente.

“En los últimos tres años se han abierto siete restaurantes sólo aquí en Toronto” explicó.

García considera que Canadá y Toronto ofrece “unas posibilidades enormes” para la comida española pero que las autoridades tienen que apoyar la introducción de productos de España y las empresas tienen que “invertir en el exterior. Siempre hemos pensado que con Europa y el mercado interior ya teníamos suficiente”.

La empresa familiar gallega Aceites Abril es una de las pequeñas compañías del sector que desde hace años ha visto la necesidad de internacionalizarse.

“Hace más o menos 10 años intentamos salir al exterior. Uno de los principales mercados ha sido China, que hace ocho años era emergente y la verdad es que ha ido bastante bien” dijo Elena Pérez, gerente de exportaciones para Norteamérica de Aceites Abril.

“Otros más duros, como el de Estados Unidos o Canadá donde ya llevan mucha tradición de exportación y está costando más. Pero para nosotros, la exportación representa un 25 % de nuestra capacidad” añadió.

Pero Gorriti, como García, considera que Canadá representa un gran potencial para los productores españoles.

“Es ahora el momento para empezar a integrar la forma de ser los españoles con las tapas, el vino, el jamón, el queso y los productos gourmet que creo tendrán una buenísima receptividad por parte de los consumidores canadienses” declaró.