Canarias usará técnicas novedosas para evaluar el acuífero desde las galerías

0
4

EFE.- El ingeniero y profesor de la Escuela de Ingeniería Civil e Industrial de la Universidad de La Laguna Juan Carlos Santamarta explica en una entrevista con Efe que, desde el punto de vista científico, Canarias supone, gracias a las explotaciones hídricas, el mayor laboratorio mundial para observar todos los procesos geológicos que ocurren en islas y que afectan al rendimiento de estos recursos.

Juan Carlos Santamarta, que también es investigador asociado del Water Resources Research Centre de la Universidad de Hawai, en Estados Unidos, señala que se puede hablar del agua en Canarias desde el punto de vista de la minería ya que, explica, es indudable que el archipiélago puede ser considerada "una región minera" en este ámbito.

Ello se debe a la cifra de minas "o más bien, galerías de explotación de aguas" que hay en las islas, pues existen en todas, salvo en Fuerteventura.

El rango de instalaciones va desde las siete galerías que existen en Lanzarote hasta las 1.056 de Tenerife, "la gran región minera de Canarias" en el sentido de explotación de un recurso natural como el agua, comenta.

Actualmente los sistemas más novedosos utilizados para evaluar los recursos hídricos en Tenerife son los sondeos magnetotelúricos, que se basan en medir en superficie los campos eléctricos y magnéticos generados por las corrientes que fluyen por el subsuelo.

Con estos sistemas puede llegar a investigarse hasta los 10.000 metros de profundidad, por lo que son válidos para valorar los recursos hídricos de las islas.

"Actualmente, gracias a estas técnicas novedosas, conocemos aproximadamente el tamaño y límites de la bolsa de agua, o mejor dicho el acuífero, que contiene por ejemplo el de Las Cañadas", añade Santamarta.

La capacidad del acuífero se ha medido desde la superficie de la isla y la idea ahora es intentar calibrarlo desde el interior de las galerías mediante la medición de temperatura del agua y la técnicas isotópicas, lo cual puede ser "una herramienta fundamental" para poder ajustar más el modelo y mejorar los aprovechamientos actuales, e incluso buscar nuevas explotaciones.

En las explotaciones de La Orotava existe otro modelo para explicar los aprovechamientos subterráneos desarrollado por el profesor de la Universidad de La Laguna Antonio Eff-Darwich que está suministrando "datos muy interesantes" sobre el funcionamiento de las instalaciones en el norte de Tenerife, explica Santamarta.

La idea es trasladar ese modelo a la zona sureste de la isla, para lo cual ya se cuenta con la colaboración de algunas comunidades de aguas.

Añade el profesor de la Universidad de La Laguna que todo lo realizado en materia de investigación hidrológica puede ser utilizado en otras islas oceánicas y de ahí "el puente científico" que existe actualmente entre Canarias y lugares tan distantes como el archipiélago de Hawai, con el que comparte singularidades a la hora de aprovechar las aguas subterráneas.