Cañete ve positiva la nueva PAC al recoger la práctica totalidad de los objetivos españoles

0
9

    En su intervención, Arias Cañete ha reiterado que el programa de trabajo de su Departamento está inspirado en el diálogo con todos los grupos políticos, las Comunidades Autónomas y los representantes de las organizaciones agroalimentarias; y la transparencia, “para afrontar de manera realista y consensuada las medidas que fuera preciso tomar y las posturas a defender en el marco de la UE”:

     También ha recordado que en el proceso de negociación de la Reforma de la PAC, era esencial que el nuevo modelo de ayudas directas respondiera a las necesidades de la diversidad productiva española, evitando que se produjeran desequilibrios territoriales y sectoriales. Para ello, “debíamos conseguir que la PAC tuviera los instrumentos precisos y la flexibilidad necesaria para España, y así lograr el fortalecimiento y vertebración de nuestro sistema agroalimentario”, ha añadido.

    En este proceso, el titular de Agricultura ha hecho hincapié en los contactos mantenidos con los grupos del Parlamento Europeo para informarles sobre las prioridades españolas. También ha destacado la posición común alcanzada con las Comunidades Autónomas en Conferencia Sectorial de 15 de junio de 2012, “en la que se identificaron los principales elementos de la posición española”.

    De manera paralela a la Reforma de la PAC, el ministro ha explicado que los Jefes de Estado y de Gobierno alcanzaron el pasado mes de febrero un acuerdo sobre el Marco Financiero Plurianual 2014-2020. En lo que se refiere a ayudas directas, el acuerdo garantiza para España un nivel de apoyo equivalente al recibido durante el periodo actual, con una dotación financiera de 35.705 millones de euros; mientras que en desarrollo rural, se asignan a España 8.291 millones, con un incremento del 3% respecto al periodo actual.

Negociación de los reglamentos

    Asimismo, Arias Cañete ha detallado que los Estados miembros alcanzaron un acuerdo sobre los cuatro Reglamentos de la Reforma de la PAC durante el pasado Consejo de Ministros de marzo, acuerdo que constituye un mandato negociador para que la Presidencia irlandesa inicie las negociaciones con el Parlamento Europeo.

    El ministro ha apuntado que ambas instituciones, junto a la Comisión Europea, han dado comienzo ya a los trílogos para aproximar sus posiciones con vistas a lograr un acuerdo de posición común en el Consejo del próximo mes de julio, que sería a su vez refrendado por el Parlamento Europeo en el mes de julio. “Será entonces cuando se alcance un acuerdo definitivo sobre la Reforma de la PAC”, ha dicho.

    Arias Cañete ha valorado “muy positivamente” el acuerdo alcanzado en el Consejo de Ministros de Agricultura del mes de marzo, “ya que suponen la práctica totalidad de los objetivos de negociación españoles”.

Pagos directos

    En este apartado, se ha logrado limitar la superficie parcialmente elegible hasta una cifra del orden de la declarada en 2011 (22,4 millones de hectáreas), con lo que se evita una dilución desproporcionada de los importes unitarios de la ayuda si la superficie beneficiaria hubiera alcanzado el tope de los 38 millones de hectáreas. También se ha eliminado, ha añadido el ministro, la obligatoriedad de que haya una “tasa plana” para todos los agricultores en 2019, y se ha establecido como alternativa un modelo de convergencia interna más progresivo y limitado, con lo que se evita que se produzcan trasvases significativos de importes entre beneficiarios, sectores y territorios.

    Con respecto al componente verde, “se han flexibilizado notablemente las condiciones que permitirán su cumplimiento”, ha asegurado. Asimismo, se ha introducido la posibilidad de que el porcentaje de las ayudas que supone el componente verde se calcule individualmente, y no a nivel nacional o regional para cada agricultor, “evitando con ello el efecto de ‘tasa plana’ y de redistribución de las ayudas”, ha aclarado.

    Sobre el tema de las ayudas asociadas, se ha conseguido aumentar el nivel de ayudas acopladas (12%) límite que, en el caso de España, puede ser superior. El ministro también ha detallado los logros obtenidos en la definición de agricultor activo, mediante el establecimiento de una lista de personas cuya actividad principal no es la agricultura.

La limitación de producciones de vino hasta 2024

    Asimismo, ha recalcado que se ha conseguido mantener hasta finales de 2024 un sistema de limitación de producciones de vino, con la entrada en vigor de un nuevo sistema de autorizaciones en 2019. “Por lo tanto, se prorroga obligatoriamente el sistema actual de derechos de plantación hasta el 31 de diciembre de 2018”, ha enfatizado. También ha explicado que, en relación con la propuesta inicial de la Comisión que establecía la supresión total de las cuotas de azúcar, se ha logrado prorrogar en dos años más el sistema actual.

    Y en cuanto al sector lácteo, se han integrado las medidas del Paquete Lácteo en la nueva OCMU y se ha recogido la posibilidad de que las organizaciones del sector realicen extensión de norma conforme a la normativa nacional de cada Estado miembro. Arias Cañete ha precisado que, aunque se mantiene el fin del régimen de cuota láctea en 2015, se ha abierto un debate sobre las medidas a tomar en este sector a partir de entonces.

    Además, se ha conseguido mantener el reconocimiento obligatorio para las Organizaciones de Productores de los sectores que ya contaban con este tipo de reconocimiento (frutas y hortalizas, aceite de oliva y aceituna de mes, y leche) y se mantiene el reconocimiento voluntario para el resto de los sectores.

    El ministro también ha detallado lo que considera otros logros, como la capacidad de las Organizaciones Interprofesionales de extender norma, la mejora y clarificación del funcionamiento de las medidas excepcionales en caso de perturbación de mercado, y la recuperación del etiquetado de origen país para frutas y hortalizas.

Programas nacional y regionales de Desarrollo Rural

    En materia de desarrollo rural, el ministro considera como logro más destacado la posibilidad de elaborar un programa nacional y programas regionales en un mismo Estado miembro, lo que “garantiza coherencia entre las estrategias nacionales y regionales”, ha recalcado.

    En relación con las inversiones de mejora de regadíos existentes, “se ha sustituido la condición de ahorro del consumo de agua del 25% por que la inversión de mejora permita un ahorro potencial mínimo del 10%. 

    Al mismo tiempo, se ha introducido como posición del Consejo una tasa de cofinanciación comunitaria del 75% para las regiones que salen del objetivo de convergencia, y del 63% para otras regiones en transición.

    Por otra parte, Arias Cañete ha señalado que, además del acuerdo alcanzado en el Consejo, la Presidencia irlandesa propone aceptar las enmiendas del Parlamento Europeo en dos aspectos importantes para España: que el IVA sea gasto subvencionable para el FEADER si no es recuperable, y que se regule la figura de la Autoridad de Coordinación para los Estados miembros con programas regionales, “tal como ha solicitado España”.

     Por último, el ministro ha informado que en el reglamento horizontal se ha logrado simplificar determinados mecanismos de gestión y control de las ayudas respecto a la propuesta inicial de la Comisión, “lo que permitirá una aplicación más sencilla de la nueva política”.