Cantabria quiere que el 53% de su energía, sea renovable

0
7

GOBIERNO DE CANTABRIA.-El consejero de Industria y Desarrollo Tecnológico, Juan José Sota, acompañado por el director general de Industria, Marcos Bergua, ha presentado esta mañana el nuevo Plan de Sostenibilidad Energética de Cantabria, PLENERCAN 2011-2020, donde se establece el objetivo, en el horizonte del año 2020, por el cual el 53% de la energía eléctrica que se consuma en Cantabria sea generada por fuentes renovables.

El consejero ha manifestado que en la elaboración del Plan se ha tenido en cuenta, en todo momento, "el cumplimiento más exigente de la normativa medioambiental" y el director general de Industria ha subrayado que el criterio de protección es "férreo" y determina figuras de protección para un 92% del territorio de la región.

Sota ha manifestado que nos encontramos ante un Plan "de enorme importancia y que ha sido elaborando con un absoluto rigor". A partir de ahora, ha añadido, se someterá a un proceso de información pública durante 45 días desde su publicación en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) y cualquier ciudadano "podrá consultar los documentos en la Dirección General de Industria o descargarlos desde el Portal Web del Gobierno de Cantabria y realizar cuantas aportaciones crea oportunas."

En la tramitación, el consejero ha informado que posteriormente el documento será sometido a la Evaluación Ambiental Estratégica por la Consejería de Medio Ambiente parta ser aprobado por el Consejo de Gobierno y presentado al Parlamento de Cantabria.

Sota ha dicho que "el nuevo PLENERCAN está diseñado para que en el horizonte del año 2020, Cantabria pueda generar energía renovable suficiente para satisfacer más de la mitad de la demanda, lo que representará un importante ahorro económico para la región, un ahorro en las emisiones contaminantes, y un impulso fundamental para la actividad económica de nuestras empresas y del mercado de trabajo."

Los objetivos se resumen en garantizar la autosuficiencia energética , minimizar las emisiones de gases de efecto invernadero, impulsar la I+D+i en el sector energético como motor de desarrollo de un nuevo modelo socioeconómico, en cumplir el marco normativo obligatorio impulsado por la Unión Europea y ampliado por el Plan de Acción Nacional de Energías Renovables, el conocido como PANER, para el periodo 2011-2020, y, finalmente, fomenta medidas de ahorro y eficiencia energética en diversos sectores para lograr disminuir el consumo de energía primaria.

De acuerdo con el nuevo PLENERCAN, un 68% de la energía eléctrica limpia que se genere será de los parques eólicos terrestres. Como se sabe el desarrollo de la energía eólica viene de la mano del concurso de asignación de potencia eólica terrestre (1.500 megavatios en total) del Gobierno de Cantabria con la reciente adjudicación de 1.336 megavatios. El resto (164 megavatios) se ha dejado para futuros concursos o iniciativas de investigación. El objetivo del Gobierno es que la mayor parte de esa energía procedente de fuentes renovables, se genere a partir de la energía eólica terrestre.

A esto se le une el 23% de la energía offshore; la hidroeléctrica más de un 6%, seguido por el biogás y biomasa, con más de un 1%, y, después, la valorización energética de residuos, la hidrocinética y, por último, la solar fotovoltaica. Igualmente, dentro del Plan se incluyen los 1.000 megavatios de la central hidroeléctrica de Aguayo.

El PLENERCAN marca planes de actuación con el incremento de la energía hidroeléctrica en 38 megavatios; la hidráulica en 1.000 megavatios; con un crecimiento anual constante de la geotermia hasta llegar a una potencia instalada de 6,10 megavatios; la energía solar térmica, principalmente asociada

al sector de la edificación, crecerá hasta los 110.000 metros cuadrados y la de carácter fotovoltaico alcanzará los 4 megavatios.

La de carácter marino alcanzará en 2020 una capacidad máxima de 500 megavatios de potencia, basándose, sobre todo, en proyectos de I+D+i como la botadura de tres boyas de Idermar, el Parque Experimental de las energías marinas de Ubiarco y las iniciativas del Clúster de Energías Marinas.

El consejero ha destacado finalmente sobre el PLENERCAN 2011-2020 el impacto económico, ya que además de disminuir los costes en toneladas emitidas al reducirse las emisiones de CO2, el fomento de las energías renovables crea "cinco veces más puestos de trabajo que las convencionales y se trata de empleos especializados y estables."