La siniestralidad en el campo sigue siendo una asignatura pendiente, aunque esta semana cabe destacar una nueva cara y crus. Así, hay que contabilizar dos nuevas muertes, una joven de 17 años y una persona de 72 en sendos accidentes, aunque también que gracias a la labor de un agriculotor otra joven pudo salvar su vida al ser rescatada de su coche en medio de una riada.

La joven de 17 años, Raquel García Bugarín, falleció este pasado martes en Vigo, a las 19 horas, adonde fue trasladada tras sufrir un accidente con un tractor en Paramos, en la parroquia ponteareana de Xinzo.

Según señalaron desde los servicios de emergencia, la chica iba en el “chimpín” con su padre cuando el vehículo se atascó, cayendo encima de los dos ocupantes. Al lugar llegaron ambulancias del 061 y el helicóptero del Cunqueiro, que no pudo realizar el traslado por la niebla, así que fue llevada al hospital por carretera. Sin embargo, nada pudo hacerse por salvar su vida y hoy será enterrada. El padre está ingresado.

Asimismo, un agricultor fallecía a causa de un accidente que tenía lugar, a lo largo de la tarde de este miércoles en Alberuela de Tubo. El fallecido de 72 años perdía el control de su tractor, por causas que se desconocen, en una bajada muy pronunciada, y el vehículo volcaba provocándole la muerte.

El siniestro causaba una enorme conmoción en la localidad monegrina. El agricultor había estado acondicionando un terreno junto a la ermita donde en unas semanas estaba previsto celebrar la boda de su hijo.

La otra cara más amable de la siniestralidad en el campo llegó cuando la pala de un tractor ha facilitado que una chica saliera de su vehículo, que ha quedado atrapado en balsas de agua, generada por la lluvia, en Navas de Jorquera (Albacete), según han confirmado a Europa Press fuentes del 112 de Castilla-La Mancha.

El aviso ha tenido lugar a las 19.14 horas en la CM-3226 cuando el turismo se ha quedado atrapado en la carretera, con esta mujer en su interior. Ha sido un tractor (con la pala) el que ha ayudado a que saliera del vehículo. Una situación que ya se ha dado afortunadamente más veces.

Hasta el lugar se ha desplazado la Guardia Civil, los bomberos de Casas Ibáñez y personal de Obras Públicas que se mantenían en el lugar para evitar que el coche sea arrastrado.

(Foto: Archivo)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here