Cargueros embarrancados ingresan 600.000 € para regenerar la playa

0
17

EFE.- Fuentes de la Delegación del Gobierno de la Comunitat Valenciana han informado a EFE de que el buque Sunrise, de bandera de Panamá, ha efectuado un depósito en metálico de 423.500 euros para cubrir esos trabajos, mientras que el Celia ha presentado un aval que asciende a 193.600 euros.

Por su parte, Capitanía Marítima ha informado a EFE de que ha abierto un expediente sancionador al buque Sunrise que, antes de poder abandonar el puerto, deberá presentar un aval de 100.000 euros para "cubrir las posibles responsabilidades derivadas" de dicho expediente.

La Delegación de Gobierno ha informado de que las dos aseguradoras de las empresas armadoras de ambos buques ultiman el contrato con una empresa especialista para que realice los trabajos necesarios para regenerar la playa que, según las mismas fuentes, podrían iniciarse "en breve"

Recuperación de El Saler

Los trabajos de regeneración incluyen "reponer" la arena que se removió por los trabajos de dragado para abrir los canales por los que los remolcadores sacaron los buques.

La arena se encuentra en el mismo lugar aunque, según fuentes de la Delegación, podría haber una aportación extra de 6.000 metros cúbicos "o incluso más".

Una vez se regenere el fondo marino, los trabajos se centrarán en la recuperación de la zona dunar en la costa, donde está previsto que se replanten 15.000 plantas típicas de la zona.

Responsabilidad de los capitanes

Respecto al expediente sancionador, el capitán marítimo, Felipe Cano, ha explicado que las investigaciones han deducido que el capitán del Sunrise "podría tener responsabilidad o haber actuado de forma negligente".

Según Cano, cuando un buque va a dejar puerto "debe poner la máquina en marcha, recoger el ancla y marcharse" pero, al parecer, el capitán del Sunrise "se entretuvo al recoger el ancla" y "no tuvo la precaución exigible a un profesional como él" porque "conocía las condiciones meteorológicas y los vientos que había".

"No cumplió con las normas de prudencia", ha apuntado Cano, quien ha indicado que el aval de 100.000 euros, que se le ha impuesto "por la mala práctica", debe ingresarlo en la caja general de depósitos de Hacienda a nombre de la Dirección General de la Marina Mercante.

El caso del otro barco varado es diferente, según Cano, ya que Capitanía Marítima ya "ha despachado todos los trámites" con el Celia, que podría dejar el puerto de Valencia en cualquier momento.

Además, ha explicado que quedó encallado durante el temporal por varios factores, entre ellos, que "una pieza se rompió en el momento más inoportuno", por lo que la investigación no ha encontrado responsabilidad alguna del capitán.

Ambos barcos se encontraban fondeados frente al puerto de Valencia el pasado día 28 de septiembre cuando un fuerte temporal con vientos de nordeste de 60 nudos y una fuerte marejada los arrastró a menos de cien metros de la costa de la playa de El Saler.

El Celia consiguió ser reflotado 27 días después de que quedara varado, la noche del día 24 de octubre, mientras que el Sunrise necesitó algunos días más de trabajo y fue desencallado la noche del día 30 de octubre.