Casi 70 jabalíes muertos en Galachos del Ebro en el plan de control de especie

0
459

    La reunión del Patronato de la Reserva Natural Dirigida de los Sotos y Galachos del Ebro, que ha tenido lugar en el CIAMA de La Alfranca y en la que ha estado presente el director general de Conservación del Medio Natural del Gobierno de Aragón, Pablo Munilla, ha estado presidida por José Miguel Ezquerra, alcalde del municipio de Pastriz.

     En dicho encuentro se han abordado temas importantes para esta reserva como es la aprobación de la Memoria Anual del año 2012, que recoge aspectos como el plan de seguimiento ecológico, el control de la población de jabalí, los trabajos de eliminación de la flora exótica y el estado de conservación del galacho de La Cartuja.

     También se ha presentado el plan de inversiones para 2013, que asciende a 265.918 euros, han agregado las mismas fuentes.

     En este plan se contemplan actuaciones de conservación, uso público y desarrollo socioeconómico como son los trabajos de conservación de hábitats, el funcionamiento de la gerencia de desarrollo sostenible, las obras de derivación de agua al galacho de La Cartuja o el estudio de conservación de los humedales ribereños según los indicadores de calidad de las aguas.

    Dentro de este importe total se incluye una partida de 12.068 euros destinada a subvenciones en el área de influencia socioeconómica -para los municipios de Pastriz, Villafranca de Ebro, Zaragoza, Osera de Ebro, Alfajarín, Puebla de Alfindén, Nuez de Ebro y El Burgo de Ebro-, que irán destinadas a actuaciones en vías públicas, parques y jardines, alumbrado o mejora de caminos rurales.
 
    Asimismo, y a raíz de una solicitud del Ayuntamiento de Osera de Ebro para autorizar la pesca en algunas zonas concretas del río donde actualmente está prohibida dicha actividad, se ha presentado un informe-propuesta realizado por agentes de protección de la naturaleza del Gobierno de Aragón.

    Los agentes visitaron la zona para determinar lugares idóneos donde se podría autorizar excepcionalmente dicha actividad como medida de control de especies exóticas, atendiendo a su vez la demanda de las poblaciones locales.

    La Reserva Natural Dirigida de los Sotos y Galachos del Ebro, que se centra en la conservación, mantenimiento y mejora de los sistemas naturales ligados a bosques de ribera y a vegetación dulceacuícola, cuenta con una superficie protegida de 1.536 hectáreas, a las que se suma un área periférica de 1.563 hectáreas.