Castilla-La Mancha, Galicia y Andalucía seguirán recibiendo fondos europeos

0
13

EFE.- Los comisarios europeos de Política Regional y de Empleo, Johannes Hahn, y Lázló Andor, respectivamente, presentaron hoy en rueda de prensa los nuevos reglamentos que guiarán la política de cohesión en el periodo 2014-2020 y para el que propone un de 376.000 millones de euros, casi un 37 % del presupuesto de 1,025 billones de euros que la CE ha propuesto para el mismo periodo.

La Comisión Europea propuso la creación de regiones transitorias en la presentación a finales de junio del presupuesto multianual para 2014-2020 y el Parlamento Europeo aprobó la propuesta en julio.

La CE ha propuesto destinar 38.900 millones de euros para apoyar durante el periodo 2014-2020 a las regiones de transición, es decir, aquellas que no serán consideradas objetivo prioritario, pero cuya renta esté aún lejos de la media comunitaria.

Con su nueva propuesta seguirán recibiendo fondos: las regiones menos desarrolladas (cuyo PIB per cápita esté por debajo del 75 % de la media europea), las regiones en transición (con un PIB de entre el 75 % y el 90 % de la media de la UE) y las regiones más desarrolladas (PIB superior al 90 % de la media).

Hahn explicó que dos tercios de los fondos de la política de cohesión se destinarán a la primera categoría, las regiones más desfavorecidas, mientras que el resto se repartirá entre las dos últimas.

El objetivo es hacer más suave la transición para aquellos territorios que dejen de ser "objetivo prioritario", porque aunque su PIB supera el 75 % de la media europea, aún se encontrará lejos del 90 % o el 100 % de la media de la UE.

Castilla-La Mancha, Galicia y Andalucía se encuentran en esa situación.

La UE financiará como máximo el 60 por ciento de los proyectos de las regiones en transición. El 40 % restante cofinanciarán las regiones.

Extremadura, por su parte, seguirá siendo considerada un "objetivo prioritario".

Murcia se beneficia a día de hoy de una "fase de transición", una figura que ahora la CE quiere institucionalizar con la creación de la nueva categoría intermedia. En ella no entrará Asturias, que hoy por hoy se encuentra en la misma situación que Murcia.

El reparto del presupuesto propuesto por la CE, aún tiene que ser discutido y aprobado por los países de la UE y el Parlamento Europeo en un proceso que podría demorarse unos 18 meses.