Castilla-La Mancha quiere aumentar en un 20% los cultivadores de azafrán

0
27

EFE.- El aumento en el número de productores va a propiciarse a través de un convenio de colaboración que han suscrito hoy la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Azafrán de La Mancha y la Fundación Valeriano González, dedicada a la promoción de este cultivo.

Con la firma de este convenio, la Fundación pondrá a disposición de la Junta de Comunidades 4 hectáreas de terreno para el cultivo de bulbos, que son un elemento indispensable para la producción de azafrán, según ha destacado el consejero de Agricultura y Medio Ambiente, José Luis Martínez Guijarro.

Ha añadido que el principal hándicap que existe para aumentar la producción de azafrán es la falta de bulbos, por lo que los que se obtengan a través del convenio suscrito hoy se distribuirán entre jóvenes que quieran iniciar su cultivo, por parte del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Azafrán de La Mancha.

El presidente del Consejo Regulador, Antonio García, ha dicho que hay una lista de espera de entre 60 y 70 agricultores que no pueden cultivar azafrán por falta de bulbos.

Actualmente no hay producción para atender la demanda del azafrán producido en La Mancha, por lo que García ha abogado por aumentarla.

"Tenemos el privilegio de tener el mejor azafrán del mundo", ha aseverado García, quien ha indicado que en estos momentos hay una demanda de azafrán manchego de entre 80 y 90 toneladas al año, según la Dirección General de Aduanas.

García ha señalado que el primer objetivo que se ha fijado el Consejo Regulador es recuperar la producción de 45 toneladas de azafrán que se registraba hace unos 15 años en La Mancha, frente a los 1.200 kilos que se producen en la actualidad.

Según Martínez Guijarro, en estos momentos hay 120 hectáreas dedicadas al cultivo del azafrán en Castilla-La Mancha del que viven sólo unas 300 familias, a pesar de que es uno de los pocos productos que tienen asegurada totalmente su comercialización.

En este sentido Luis Valeriano González, que preside la Fundación Valeriano González, ha explicado que el reto es conseguir aplicar nuevas tecnologías a su producción para que sea competitivo en el mercado internacional.

Ha añadido que la Fundación que preside, que lleva el nombre de su padre (el primer exportador que en 1952 llevó azafrán con el nombre de La Mancha a India), distribuirá gratuitamente entre los agricultores que lo deseen 200.000 kilos de bulbos, para aumentar la producción de un cultivo de una calidad contrastada en siglos "que no se ha logrado en otros lugares del mundo".