Castilla La Mancha reafirma su apuesta por la Sostenibilidad Medioambiental

0
3

JUNTA DE CASTILLA LA MANCHA.-Esta es una iniciativa fruto del convenio de colaboración entre la Dirección General de Consumo y la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha que se va a desarrollar en cinco municipios de la región, uno por provincia, con diferentes parámetros en cuanto a número de habitantes y recursos productivos y económicos con el objetivo de conocer el impacto medioambiental en cada población.

Reducir el consumo abusivo de energía, reciclar para evitar la contaminación del medioambiente y reutilizar para contribuir a la sostenibilidad deben ser objetivos de los consumidores del siglo XXI. Así lo expresó anoche el director general de Consumo, Jesús Montalvo, durante la inauguración de la Exposición La Huella Ecológica que, organizada por el Gobierno regional y la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha, se desarrolla en la Universidad Popular de Las Pedroñeras (Cuenca) dónde se analiza qué es y cómo se puede alcanzar el desarrollo sostenible en este municipio de la región.

Montalvo, que ha estado acompañado por el director general de Calidad y Sostenibilidad Ambiental, Manuel Guerrero, y el coordinador de la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha, Francisco Ortiz, ha subrayado la importancia de los consumidores en la preservación del entorno natural y la sostenibilidad medioambiental y económica ya que todas nuestras acciones tienen consecuencias.

Asimismo, ha recalcado que sólo desde el conocimiento de la realidad podemos contribuir a modificarla. De ahí, precisó Montalvo, la importancia de la educación para facilitar a los ciudadanos herramientas que contribuyan a elevar su capacidad de elección y construir una cultura de consumo cada vez más responsable y crítico, pero también más saludable, sostenible y seguro.

En este sentido, el responsable regional de Consumo ha señalado que reducir el consumo abusivo de energía, reciclar para evitar la contaminación del medioambiente y reutilizar para contribuir a la sostenibilidad medioambiental y económica, deben ser objetivos de los consumidores del siglo XXI “porque nos jugamos el futuro”.

También ha puesto en valor iniciativas como “La Huella Ecológica” que no sólo muestran sino que forman, informan y permiten crear un foro de debate sobre estos indicadores ambientales que muestran el impacto que causamos los seres humanos en nuestro entorno natural.

Por ello, ha agradecido especialmente el compromiso de la alcaldesa de las Pedroñeras, Yolanda Picazo y su interés en conocer la realidad medioambiental de su municipio para poder afrontar y planificar las actuaciones precisas a fin de lograr una ciudad más sostenible

Por su parte, Manuel Guerrero ha reiterado la apuesta del Gobierno regional por las políticas medioambientales y la lucha por la sostenibilidad porque son políticas productivas, generadoras de empleo y de riqueza.

La Huella Ecológica ha sido estudiada por los ciudadanos de Las Pedroñeras con el objetivo de determinar con exactitud como se puede alcanzar el desarrollo sostenible entendido este como el equilibrio entre la prosperidad económica, la mejora de la situación ambiental y el aumento del bienestar y la calidad de vida de todos los ciudadanos

Esta es una iniciativa fruto del convenio de colaboración entre la Dirección General de Consumo y la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha que se va a desarrollar en cinco municipios de la región, uno por provincia, con diferentes parámetros en cuanto a número de habitantes y recursos productivos y económicos con el objetivo de conocer el impacto medioambiental en cada población.

Así, y tras Las Pedroñeras en Cuenca, se analizará la huella ecológica en La Roda, Albacete; Valdepeñas en Ciudad Real; Molina de Aragón en Guadalajara y Talavera en Toledo y los resultados del estudio permitirán planificar las medidas más adecuadas para contribuir a la sostenibilidad ecológica del entorno.

En la presentación de este estudio han participado las asociaciones de consumidores de la zona y también los agentes medioambientales que trabajan en los municipios del medio rural.