Castilla-León lidera alza ventas de vino DO y llega a 18 % de mercado en 2010

0
11

EFE.- Esta es una de las principales conclusiones del informe Nielsen sobre las ventas de las nueve denominaciones de Origen de vinos Castilla y León en el marcado nacional durante el año pasado, presentado hoy en rueda de prensa en Valladolid.

La presentación ha corrido a cargo de la consejera de Agricultura, Silvia Clemente, y del responsable de Servicios al Cliente de la consultora Nielsen, Ángel García.

El crecimiento de Castilla y León se produce pese a la caída de mercado, tanto en el canal de hostelería como en el de alimentación, que son los que analiza el informe, ya que no incluye otros tipos de venta como la directa en las bodegas o la realizada por Internet.

Por primera vez, las ventas de vino con Denominación de Origen en el canal alimentación superan a la hostelería, con un 51,5 frente a un 48,5 por ciento, respectivamente.

Sin embargo, Castilla y León se ha adaptado bien a esta nueva situación de mercado y solo La Rioja la aventaja en porcentaje, con el 38,7 por ciento, mientras que en tercer lugar se sitúa Castilla-La Mancha, con el 12,6.

Por denominaciones, Ribera del Duero representa el 8,9 por ciento de las ventas de vinos con Denominación de la Comunidad, el 6,7 Rueda, el 1,3 Bierzo, un 0,8 Toro, el 0,5 Cigales y el resto se lo reparte prácticamente a partes iguales Arribes, Arlanza, Tierra de León y Tierra de Zamora.

El informe destaca que Castilla y León es la única Comunidad que desde 1995 experimenta un crecimiento continuado en las ventas de vinos con Denominación, al pasar del 5,5 de 1995 al 18,5 por ciento de 2010.

En hostelería, han conseguido aumentar su participación en el mercado nacional hasta el 22,6 por ciento, tras un aumento del 6,6 en 2010, y en alimentación crece por encima de la media del mercado, con un 8,3 frente al 6,6 por ciento del incremento nacional.

La mayor parte de las ventas se concentran en la zona centro, con un 41 por ciento, en especial en Madrid, con un 27,8 de cuota de mercado.

Todas las denominaciones de Castilla y León crecen en al menos uno de los tres tipos de vino analizados, es decir, tinto, rosado y blanco, ya que no se estudian espumosos ni generosos.

No obstante, el incremento de ventas más destacable corresponde a los blancos de Rueda, que alcanzan el 32 por ciento de la cuota de mercado en España, mientras que la siguiente Denominación, Rias Baixas, representa el 11 por ciento.

Cigales y Tierra de León suponen el 9 por ciento en caso del rosado, mientras que Ribera del Duero alcanza el 12,1 en tinto, solo superada por Rioja.

El estudio incluye 1.148 establecimientos hosteleros, 184 tiendas de alimentación tradicional y 1.800 hipermercados o supermercados, seleccionados por su representatividad, con un seguimiento mensual, lo que ofrece una cobertura aproximada del 70 por ciento de las ventas en el mercado nacional del vino con Denominación de Origen.