Castilla y León insiste en exigir que la norma del ibérico no sea retroactiva

0
2

    Sin embargo, ha recordado que para Castilla y León son "irrenunciables" las mejoras de la norma del ibérico "desde el punto de vista jurídico".

    Por ello, y sin que haya un periodo de alegaciones, la Junta de Castilla y León ha remitido un nuevo texto con lo que la consejera ha definido como "mejoras" del previsto por el Ministerio de Agricultura y Ganadería.

    Y los puntos irrenunciables son los referidos al periodo transitorio para la adaptación de las explotaciones de cebo a la nueva normativa -el Ministerio prevé tres años y la Consejería exige cinco- y que no tenga carácter retroactivo -el sector de esta región pide un periodo transitorio de seis meses para su entrada en vigor-.

    Silvia Clemente ha valorado el apoyo con el que ha contado, sobre todo del sector del ibérico, para presentar alternativas a los diferentes borradores que ha emitido el Ministerio.

    Un apoyo que ha basado en que este sector de Castilla y León tiene una "posición fuerte" en el ámbito nacional y ha aportado datos porcentuales para avalar esa "fuerza": el 35 por ciento del censo del ibérico está en esta Comunidad Autónoma; se sacrifica el 70 por ciento de todo el país y hay más de 352 industrias, "la mayoría en Salamanca".
 
    La consejera de Agricultura y Ganadería también ha realizado un análisis positivo de las modificaciones a la norma del ibérico incorporadas por el Ministerio, "en la mayoría de los casos las aportadas por Castilla y León".

    Así, ha asegurado que en el último texto presentado "se recogen las principales demandas del sector de la región".

    En concreto, Silvia Clemente ha citado que la "denominación de venta no incluya el porcentaje de pureza racial", un dato que se "incluirá en el mismo campo visual que la etiqueta con una letra que deberá ser como mínimo la mitad de la utilizada en la denominación comercial".

    En este sentido, ha recordado que "nunca nos hemos opuesto a que la información al consumidor sea clara y precisa, pero entendíamos que las denominaciones de venta son nombres comerciales que se han ido forjando a lo largo de más de 50 años".

    Otra de las demandas del sector castellano y leonés incorporado por el Ministerio es el relacionado con las denominaciones de venta, que se establecen tres, el de bellota, el de cebo y el de campo.

    Silvia Clemente, que ha visitado una de las industrias del ibérico de Salamanca, también ha anunciado que la Mesa sectorial del Ibérico seguirá manteniendo sus reuniones, pero ahora se oficializará como un órgano colegiado de "asesoramiento y consulta" para "coordinar a los operadores implicados".