Cataluña cifra unas pérdidas de 200 millones semanales por crisis de pepinos

0
6

EFE.- El conseller de Agricultura y el director de la Agencia Catalana de Seguridad Alimentaria de la Generalitat, Xavier Llaberia, han considerado hoy en rueda de prensa en el Parlament que la senadora de Sanidad de Hamburgo que lanzó la acusación sobre los pepinos españoles hizo "terrorismo informativo alimentario", cuando aún no se sabía si era el causante de la bacteria que ha costado la vida a 15 personas en Alemania.

Ambos responsables de los departamentos de Agricultura y Salud se han reunido con anterioridad con una amplia representación del sector agrícola catalán en el Parlament de Cataluña, para conocer de primera mano lo ocurrido tras desatarse la crisis de los pepinos almerienses en Alemania.

Ha asegurado que "se exigirán responsabilidades" a Alemania por las acusaciones sobre los productos españoles y también a la Unión Europea, "por su pasividad" ante esta situación y no impedir el cierre de fronteras de algunos países hacía las verduras y las frutas catalanas.

Josep Maria Pelegrí asistirá mañana con sus homólogos del resto de comunidades a una reunión convocada por la ministra de Agricultura, Rosa Aguilar, en Madrid, donde se abordará la crisis y sus consecuencias económicas sobre el sector hortofrutícola español, según ha anunciado el conseller.

El gobierno catalán teme por la recién iniciada campaña de fruta, que "puede peligrar", ha indicado Pelegrí, si el mercado europeo no recupera la confianza en los productos catalanes.

Cerezas, melocotones y peras son las primeras frutas que se recogerán en Cataluña este verano, en una campaña que sufrirá previsiblemente una pérdida global, ha argumentado el conseller.

También ha criticado la actitud de algunas cadenas de distribución europeas, implantadas igualmente en Cataluña, que han utilizado estos días como reclamo el hecho de que no tenían en sus establecimientos productos españoles.

"Nos sentimos afectados" por esta actitud, ha afirmado el conseller, que no descarta emprender acciones legales en contra de estas cadenas, si así lo consideran conveniente los asesores jurídicos de la Generalitat.

Ha expresado su solidaridad también con el sector de los transportistas catalanes, que esta semana han visto cómo muchos de sus camiones cargados con productos hortofrutícolas eran devueltos sin haber podido descargar.

Pelegrí ha afirmado rotundo que "pongo -ha dicho- la mano en el fuego" por los productos catalanes de la huerta y ha garantizado su trazabilidad, desde su origen hasta su llegada al consumidor.