CE confía resultados de análisis pendientes aclaren el origen de la infección

0
13

EFE.- El comisario europeo de Sanidad y Consumo, John Dalli, dijo en rueda de prensa que Bruselas espera recibir los resultados españoles entre hoy y mañana y que, junto con los de otras pruebas que Alemania tiene que comunicar, se pueda tener una visión "más clara".

Dalli recordó que, según los análisis que las autoridades germanas comunicaron ayer, la variante de la bacteria "E.coli" hallada en pepinos españoles no coincide con la encontrada en las heces de los pacientes afectados por la enfermedad.

"Las sospechas iniciales no han sido confirmadas a través de las pruebas llevadas a cabo hasta ahora, que no confirman la presencia de la bacteria causante", dijo el comisario.

Según el comisario, ello confirma que "los pepinos en general y en particular los procedentes de España" no han dado positivo para la cepa que produce el brote infeccioso.

Sobre la prohibición de importaciones de verduras o frutas en los estados miembros, indicó que Bruselas consideraría "desproporcionado" recurrir a esa medida.

En ese contexto, explicó que, según la información de que dispone, "ningún país ha impuesto prohibiciones contra los productos españoles o de otro sitio".

El comisario, señaló que Hamburgo es el epicentro del brote y que la mayoría de los afectados son alemanes o personas que han visitado ese país, ha precisado que la CE no desaconseja visitar la ciudad alemanas.

En ese contexto, instó en particular a Alemania a "aumentar los esfuerzos" para detectar el origen del problema lo antes posible.

Dalli indicó que está coordinando con el comisario europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, la manera de "aliviar la situación" de los productores europeos de verduras y hortalizas, que están sufriendo la caída del consumo.

Bruselas está examinando "todas las formas posibles y modos legales en que se pueda dar asistencia", explicó.

Para el comisario, en contra de las críticas de países como Finlandia, la forma de gestionar la crisis no pone en duda el correcto funcionamiento del sistema de acción rápida que existe a nivel comunitario para comunicar posibles riesgos sobre la salud humana.

No obstante, reconoció que "nada es perfecto"y que "todo puede mejorar".

"Se analizará lo hecho y aprenderemos las lecciones necesarias, en caso de que haya que hacer cambios", dijo.

El comisario no quiso pronunciarse sobre la actuación de Alemania al señalar a España como origen de la infección.

"Entiendo que no hubo ninguna comunicación que advirtiera de que no se debían comer pepinos de España", señaló.

Según Bruselas, las últimas informaciones de las autoridades alemanas indican que el brote infeccioso "está en declive".

Hasta la fecha ha habido 9 muertos y 1.169 afectados en Alemania por el brote infeccioso, de los que 373 están graves.

Además, se han dado casos "esporádicos" en otros siete estados miembros, mientras que una persona ha fallecido en Suecia, y ha habido dos afectados en Suiza y tres en Estados Unidos.