Cerveza CERIUX nació en el 2012 a partir de una idea novedosa, la de unir el mundo de la cerveza con el mundo del vino. El resultado es una cerveza artesana de doble fermentación  tostada y otra rubia, embotelladas en botellas de 375 ml y 750 ml y con unas recetas artesanas elaboradas y trabajadas por el maestro cervecero David Morillo y por el enólogo Pablo Tascón. A una receta de cerveza base, se le añade mosto de uva lo cual confiere a la cerveza un sabor inconfundible, cuyo último resultado es Ceriux Cerveza de Vendimia 2016.

Siguiendo esta idea, Cervecera Artesana quiso acercar aún más la cerveza y el vino; aprovechar la frescura de la uva para elaborar una cerveza única. El único momento del año para poder aprovechar todas las calidades de la uva de sus fincas es sencillamente durante la vendimia. Solo existe este momento durante el año y no tienen mucho tiempo para aprovechar las cualidades organolépticas que encuentran en sus uvas riojanas.

CERIUX CERVEZA DE VENDIMIA 2016 2El año 2015 elaboran la primera Cerveza de Vendimia con las variedades Tempranillo en Tinto y Viura para blanco. Este año debido a la evolución de la vendimia y las escasas lluvias de este verano, tenemos como novedad que Ceriux de Vendimia para blanco, ha sido elaborada con la variedad autóctona de Rioja Tempranillo Blanco.

De esta manera, Ceriux de Vendimia 2016 sale al mercado con TEMPRANILLO TINTO en tinto y TEMPRANILLO BLANCO en blanco.

Un proceso único para una producción limitada de unas 7.000 botellas de cada tipo 

La uva, de sus viñedos propios, ha sido seleccionada en el campo con una graduación y acidez muy definidas. Es recogida a mano en cajas pequeñas y tras ser sometida a temperatura controlada en cámaras frigoríficas y desinfección para evitar cualquier problema microbiológico, se sigue un riguroso proceso de selección eliminando los granos inmaduros y con posibles imperfecciones que podrían aportar a la cerveza verdores u otros aromas que no deseamos.

CERIUX CERVEZA DE VENDIMIA 2016 3La primera parte es la elaboración de la cerveza base con la maceración de las diferentes maltas y cereales. Después añaden el lúpulo a inicio de la cocción y pasamos a la fase de fermentación. Bajo un estricto control ejecutado por el maestro cervecero, la uva se añade en el tanque y empieza la fermentación de la cerveza. La uva fermenta con la cerveza, explotan los granos y dejan salir todos los sabores de cada variedad.

Esta fermentación dura varios días a temperatura controlada. Posteriormente comienzan con el proceso de maduración con el fin de ensamblar todos los aromas aportados por los cereales y la uva. Y al cabo de 15 días, filtran algo la cerveza para quitar los sólidos más importantes y la han embotellado para pasar a la etapa de la segunda fermentación.

Debido a que es una cerveza que exclusivamente se puede realizar en vendimia, va a haber  una producción muy limitada, unas 7.000 botellas de cada tipo en formato 375 ml.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here