La Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) ha declarado este jueves 23 en situación de ‘emergencia’ y ‘alerta’ varios sistemas y zonas de la parte oriental de la cuenca hidrográfica.

Según ha informado la CHG en un comunicado, en la parte oriental se encuentran en situación de ‘emergencia’ los sistemas de Los Montes, Bullaque, El Vicario, Gasset y Torre de Abraham, todos ellos en la provincia de Ciudad Real, donde también se encuentran en esta misma situación las zonas de Los Montes y el Bullaque.

En situación de alerta se encuentran los sistemas de Peñarroya, Vallehermoso-Cabezuela, Vega del Jabalón, La Mancha, Bañuelos, Jabalón y Recursos Fluyentes del Sistema 4, igualmente en la provincia de Ciudad Real.

Abogan por conseguir un consumo de agua más sostenible y una programación eficiente de las asignaciones

Según las mismas fuentes, la sequía meteorológica y la escasez de reservas hacen necesaria una intensificación de la comunicación con los usuarios y una colaboración estrecha con las administraciones autonómicas y locales, para valorar la aplicación de los planes de sequía en toda la cuenca.

De este modo, con la máxima transparencia y una planificación realista, ha subrayado la CH del Guadiana, “los usuarios podrán tomar las decisiones más adecuadas”.

En el momento actual, se pone de manifiesto la necesidad de redoblar esfuerzos para conseguir un consumo de agua más sostenible y una programación eficiente de las asignaciones, ya que atender el abastecimiento a la población continua siendo la prioridad.

Por otro lado, en la Junta de Gobierno celebrada hoy, se ha comunicado a los regantes que, una vez declaradas las masas de aguas subterráneas de Mancha Occidental I, Mancha Occidental II, Rus-Valdelobos, Lillo-Quintanar, Consuegra-Villacañas y Sierra de Altomira, en riesgo de no alcanzar el buen estado cuantitativo y químico y constituidas las comunidades de usuarios correspondientes, era necesario proceder a la redacción y aprobación de sus respectivos programas de actuación.

Estos programas deben fijar los objetivos de obtención de un balance hídrico equilibrado, recuperación de niveles piezométricos y mejora de la calidad de las aguas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here