Chocolates Lacasa asegura que adquiere Trapa para quedarse y “crear riqueza”

0
44

    De hecho, Gerardo Fernández Calvo y Mariano Lacasa serán el presidente y consejero delegado de Europraliné, que así se denomina la nueva sociedad que comercializará Trapa, respectivamente.

    Mariano Lacasa ha reconocido que mientras no se pronuncie el Juzgado "estaremos en régimen de alquiler tras pagar una cantidad aunque esperamos que todo esté cerrado cuando el juez, en un plazo de 15 ó 20 días, dicte el auto de adjudicación de la unidad productiva".

    "Hemos iniciado la construcción de lo que queremos que sea una organización comercial con los pedidos y las próximas campañas, es decir, comenzar a tirar del carro para iniciar una facturación, que está perdida en este momento", ha explicado Mariano Lacasa.

    El nuevo propietario de Trapa junto con su socio Gerardo Fernández Calvo ha ratificado a Efe que la empresa palentina "en estos momentos está especializada para hacer moldeo de tabletas, bombones y chocolatinas y por ahora no nos planteamos trabajar con otros productos como las mieles o los caramelos".

    Lacasa ha reconocido que ha solicitado apoyo a la comunidad autónoma "y para lo que es el circulante sí que ha habido una oferta por parte de la Junta de Castilla y León a través de un crédito para comenzar a andar. Servirá para la compra de materias primas e inventarios, aunque para la inversión en activos ya se verá a través de la nueva sociedad que hemos montado".

    "Nosotros queremos mandar a Dueñas y su comarca un mensaje de tranquilidad y vamos a hacer todo lo posible para que el nombre Trapa vuelva a la posición que siempre le correspondió", ha señalado el máximo responsable de Chocolates Lacasa.

    Ha comentado además que es "una aventura porque no hace muchos años esta empresa llegó a facturar 17 millones de euros y actualmente son dos y medio y bajando".

    La empresa agroalimentaria Chocolates Lacasa y Gerardo Fernández Calvo gestionan ya los designios de Trapa tras firmar el pasado viernes ante un notario de Palencia un documento privado con la administración concursal de la venta directa de la unidad productiva.

    Este documento de venta directa es de carácter privado y permite que la empresa aragonesa pueda comenzar a gestionar de forma provisional las instalaciones y producción de la empresa palentina hasta que el Juzgado de lo Mercantil dicte un auto de adjudicación.

    La nueva sociedad se ha comprometido a mantener los 64 trabajadores, aunque 17 ya han firmado una jubilación parcial con contratos relevo.