Cifran en 61 millones las pérdidas por el granizo en cítricos y viñedo en Valencia

0
4

   En la Ribera, las pérdidas ascienden a unos 11 millones de euros, según las estimaciones de AVA, que corresponden a cítricos, caqui y hortalizas, mientras que en la comarca de Utiel-Requena el viñedo ha sido el cultivo afectado, con daños valorados en unos 10 millones de euros.

    En la Marina, las pérdidas se centran en cítricos de los términos de Jávea y Gata de Gorgos; en Jávea hay algunas partidas con la totalidad de la cosecha arrasada, y lo mismo ocurre en Beniarbeig, Benidoleig y Pedreguer, mientras que en Pego, Denia y Sanet i Negrals el daño ha sido más desigual.

    En Novelda, el 25% de la superficie de uva de mesa presenta daños severos, y en otro 25% del terreno los daños se sitúan entre el 40 y el 80%, según Asaja Alicante.

    En la Vega Baja, el terreno afectado son de nuevo los cítricos que, como en el caso de la cereza, ya arrastran mermas anteriores.

    Desde la organización COAG-PV se ha informado de grandes daños en la uva de mesa de la Marina Alta y Alto Vinalopó y en cítricos y caquis de la Ribera Alta.

    En la comarca de Utiel-Requena, los daños se han registrado en los términos municipales de Venta del Moro y Villargordo del Cabriel, donde el granizo ha afectado a 3.000 hectáreas de viña, la mayor parte de ellas en su totalidad, por lo que se pierde la cosecha de uva de la próxima campaña de septiembre, según AVA.

    En la comarca de la Ribera los daños se han producido fundamentalmente en cítricos, localizados en los términos de Tous, Alzira y Alberic.

Cítricos y hortalizas que ya no se podrán comercializar


    En el conjunto de la comarca han resultado afectadas cerca de 1.500 hectáreas de cítricos sobre todo, pero también de caqui y hortalizas con un nivel de afección de entre el 60 y el 70%, que no se podrá comercializar.

    Sobre el seguro agrario, AVA ha pedido a Asaja que organice una reunión con el Ministerio de Agricultura para que rectifique en el aumento del coste del seguro por la bajada de las subvenciones por parte del ministerio, y COAG asegura que la contratación no llega al 50 % de la superficie.

    COAG ha pedido al Gobierno y a la Generalitat la reducción de módulos del IRPF, la concesión de créditos blancos para los agricultores de las zonas más afectadas y prorrogar un año, hasta 2015, la no amortización de los préstamos concedidos por planes de mejora y primera instalación de jóvenes agricultores.

Daños del 100% en Manchuela (Cuenca) y efectos en Ciudad Real


    Pero no sólo esta zona valenciana se ha visto agectada por el grazino, ya que
la que cayó sobre la comarca de la Manchuela ha dejado daños de hasta el 100% de la cosecha en viñas y cereal en localidades como El Picazo (Cuenca), según su alcalde, Ángel Martínez.

    En declaraciones a Efe, Martínez ha asegurado que donde el granizo cayó de lleno "ha destrozado toda la viña, y en el cereal está todo el grano en el suelo", aunque considera que en otros puntos del término municipal los daños pueden oscilar entre el 50 y el 70% de la cosecha.

    Martínez ha señalado que estuvo media hora granizando de manera abundante, y aunque las piedras de granizo no eran muy gruesas "el suelo estaba como si hubiera nevado".

    Ha lamentado especialmente las pérdidas de aquellos agricultores "que no estaban asegurados, estamos mirando desde el Ayuntamiento a ver si hubiera alguna ayuda".

    En este aspecto, el secretario provincial de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), Javier Moya, ha sido especialmente crítico con los "elevadísimos" costes que suponen los seguros agrarios, "que provoca que cada vez menos gente contrate uno".

    Moya ha señalado a Efe que en un año "normal", el seguro puede supone el 20% de la ganancia del agricultor: "en la viña, si haces el seguro completo estamos hablando de dos céntimos por kilo, y hay años que el precio está a once o doce céntimos".

    Además, Moya considera que los seguros "o bien son excesivamente caros o bien cubren muy poquito"

    Por el momento esta organización agraria no tiene una estimación de la superficie afectada por las granizadas de los últimos días, pero Moya ha puesto el acento en "el trabajo de esas familias, que después de todo el año a corto plazo no van a tener cosecha y a medio plazo, el año que viene y los siguientes, también se van a ver afectadas".

    El pedrisco también ha causado daños en algunas zonas de la provincia de Albacete y Ciudad Real que están siendo evaluados por los técnicos de la Consejería de Agricultura.

ASAJA reconoce graves daños en la región murciana


   Asimismo, los Servicios Técnicos de ASAJA Murcia han evaluado que los daños por pedrisco producido  por la adversa climatología han perjudicado gravemente a los cultivos de la huerta de Murcia, y ha afectado fundamentalmente a cítricos, frutales y uva de mesa.
 
   Según ha explicado el Secretario General de ASAJA Murcia, Alfonso Gálvez Caravaca, “las inclemencias meteorológicas afectaron fundamentalmente a las localidades de Mula, Beniajan, Los Ramos, Torreagüera, Cabezo de la Plata y Cañadas de San Pedro. También se han dañado cultivos en Alquerías y en la zona sur de Santomera. Han sido afectados cítricos (fundamentalmente limón y naranja), así como frutales y uva de mesa”.

   Gálvez Caravaca ha indicado también que “se estima que en algunas zonas el pedrisco ha dañado entre el 60 y 70% de la producción, y en otras zonas entre el 30 y 40%, y se ha afectado más intensamente a la huerta de Murcia, sin embargo no ha habido prácticamente daños en el Campo de Cartagena”.