Cinco detenidos por robar 1.500 kilos de sandías no aptas para el consumo

0
15

EFE.- Las investigaciones comenzaron el pasado mes de junio, cuando desde fincas experimentales de la población cartagenera de Pozo Estrecho se informó sobre los robos de las sandías que allí se cultivan, que están dedicadas al realizar experimentos agrícolas en diferentes variedades de esa fruta.

La Guardia Civil, en colaboración con la Policía Local de Cartagena, logró localizar en una vivienda en el extrarradio de la ciudad un vehículo cargado de sandías, que los técnicos agrónomos de la finca reconocieron sin ninguna duda.

En esa primera fase de la investigación, los agentes detuvieron a cinco personas, una de ellas menor de edad, que además de estar acusados de delitos de robo, habrían cometido también delitos contra la salud pública ya que las sandías no servían para el consumo humano.

En total, se han recuperado 1.500 kilos de esa fruta, cuyo valor asciende a 44.000 euros, al tratarse de productos de ensayo, tratados genéticamente durante años de estudio, y que han tenido que ser destruidas por la empresa que trabaja en la finca.

Por otra parte, también en junio, la Guardia Civil inició las investigaciones por robos de otras dos toneladas de sandías en una finca de la pedanía de Balsapintada (Fuente Álamo).

Los ladrones habían provocado además cuantiosos daños en las plantas, por valor de unos 1.800 euros, y que han provocado la pérdida completa de la cosecha.

Los agentes han detenido a otras cinco personas relacionadas con esos hechos, y todos los detenidos han quedado a disposición de los juzgados de Instrucción de Cartagena.