Cinco detenidos por sacrificar ganado porcino en un matadero clandestino

0
350

    La operación se inició en el marco del Plan para la prevención de robos en explotaciones agrícolas y ganaderas que la Benemérita ha desarrollado desde el pasado mes de octubre de 2013.

   Los equipos de lucha contra el Robo en el Campo (ROCA) de la Guardia Civil en La Almunia de Doña Godina y Caspe sospecharon que en Fuentes de Ebro se podría estar sacrificando ganado sin contar con las garantías higiénico-sanitarias necesarias.

   Como resultado de la investigación, se ha determinado que varias personas de nacionalidad rumana estaban sacrificando puercos, procedentes de una explotación ganadera ubicada en la misma localidad, en una nave aislada.

   El titular de la explotación ganadera era un vecino de Fuentes de Ebro, propietario de la granja, pero no del ganado, ya que se dedicaba a realizar las labores de engorde de los animales para una empresa integradora de Zaragoza.

Labores de vigilancia

   El pasado martes, día 21, los agentes de la Guardia Civil, durante las labores de vigilancia de la citada nave, observaron cómo uno de los sospechosos salía de la misma y se dirigía a la granja, transportando en una furgoneta dos cerdos de grandes dimensiones, que fueron trasladados nuevamente a la nave. El vehículo se encontraba dado de baja desde marzo del año anterior, la ITV estaba caducada desde 2011 y carecía de seguro obligatorio.

   Ante estos hechos, los guardias procedieron a acceder a la instalación, comprobando que ese lugar era utilizado como matadero clandestino de ganado, encontrando a una persona que portaba un quemador conectado a una bombona de butano y justo al lado, el cadáver de una cabeza de ganado porcino, con la piel calcinada que había sido sacrificado recientemente.

   Igualmente, se localizó otro cerdo vivo en el interior de la furgoneta, un habitáculo utilizado de secadero y ahumado en el que había varias piezas de carne en dicho proceso, así como varias armas blancas para labores de despiece y una pistola para sacrificar animales con su munición.

   Tras estos hechos, se avisó a efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil, quienes, junto con un veterinario del Gobierno de Aragón se trasladaron a la nave, determinando que la carne no era apta para consumo humano. Por ello, se procedió al sacrificio del animal vivo y destrucción de toda la carne intervenida en la instalación.

   Además, los agentes lograron determinar que la carne obtenida era vendida directamente a personas de nacionalidad rumana, vecinas de la Comarca de Valdejalón, y no a establecimientos comerciales de la localidad de Fuentes, ni del resto de la provincia.

Diverso material intervenido

   En el interior de la nave existían diferentes elementos que determinaban que estaba siendo utilizada como matadero, como 16 cuchillos y dos astrales, una pistola para sacrificar animales, junto con su munición (11 cartuchos), un soplete quemado con bombona de butano, dos cabezas de ganado (una viva y otra sacrificada) y 220 kilogramos de carne en diferentes estado de procesamiento –en salazón, ahumada y curación–.

   En este contexto, la Guardia Civil ha procedido a la detención de las cuatro personas que se encontraban en la nave, todos ellos de nacionalidad rumana y de edades comprendidas entre los 39 y 46 años, a los que se les imputa un delito contra la salud pública. También se ha detenido al propietario de la explotación ganadera, de nacionalidad española, al que se le imputa el mismo delito.

   Los cinco detenidos han sido puestos a disposición judicial este miércoles, 22 de enero. En el operativo han participado componentes de los Equipos ROCA de La Almunia de Doña Godina y Caspe, SEPRONA de Zaragoza y de seguridad ciudadana de los Puestos de Fuentes de Ebro y Pina de Ebro.