Grupo AMC y su sociedad Citrus Genesis han querido salir al paso para aclarar que su variedad de mandarino Sigal es legal y está a la espera de obtener el título de obtención vegetal. Como se recordará, recientemente han aparecido informaciones en los que la Unió de Llauradors i Ramaders afirmaba que tenía conocimiento de la existencia de material vegetal de la variedad de mandarino Sigal que habría sido introducido en España de forma ilegal y sin cumplir con los requisitos de importación aplicables.

Sigal es una variedad de mandarino propiedad del Agricultural Research Organization del Estado de Israel, de la que el Grupo AMC y su sociedad Citrus Genesis son Licenciatarios Máster exclusivos en España y otros territorios. El material vegetal de la variedad “fue importado legalmente por Citrus Genesis, a través del IVIA, y con permiso expreso del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España. La misma se encuentra en la actualidad superando los trámites para obtener el título de obtención vegetal”, según señalan en una nota de prensa.

El Grupo AMC ha pedido a la Generalitat que investigue si hay plantada esta variedad de forma ilegal

Por tanto, insisten en que “no es cierto que no exista material vegetal de la variedad de mandarino Sigal importado legalmente, saneado y certificado por el IVIA como libre de enfermedades y patógenos. El mismo existe, es propiedad exclusiva del Grupo AMC y se encuentra únicamente en el IVIA sin que haya sido objeto de liberación ni licencia a terceros”. En el caso de que exista otro material vegetal en poder de terceros en España, la empresa asegura que “el mismo ha sido introducido ilegalmente en el país, sin superar los trámites de importación pertinentes y, en todo caso, sin autorización del obtentor o del Grupo AMC”.

Por ello, el Grupo AMC se ha puesto en contacto con la Unió de Llauradors i Ramaders a los efectos de requerir su colaboración para identificar el material vegetal importado ilegalmente y llevar a cabo las acciones legales oportunas. De la misma forma, el Grupo AMC ya ha denunciado los hechos a la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Comunitat Valenciana, y en concreto a su Servicio de Sanidad Vegetal, para solicitar:

  1. Que se inicie un procedimiento dirigido a investigar la posible existencia en la Comunitat Valenciana de material de la variedad mandarino Sigal introducido ilegalmente en España sin cumplir con los requisitos y procedimientos establecidos legalmente.
  1. Que requiera con urgencia a la Unió de Llauradors i Ramaders para que pongan a su disposición toda la información con la que cuente en relación con la posible existencia de plantaciones de material vegetal ilegal de la variedad Sigal, con indicación de las personas y/o entidades que han introducido ilegalmente dicho material y explotado la Variedad en España, ubicación exacta de las parcelas en las que se encuentra el antedicho material y razón de conocimiento de tales informaciones.
  1. Que, en el caso de que se verifique que se ha producido la introducción ilegal en España de material vegetal de la variedad Sigal sin cumplir con los procedimientos y requisitos establecidos en la Ley de Sanidad Vegetal y en el Real Decreto 58/2005, poniendo en peligro a todo el sector citrícola español, se impongan a los infractores las sanciones establecidas en los artículos 58.1 y 58.3 que pueden conllevar cuantiosas multas económicas y que se proceda a la destrucción del material ilegal de darse los requisitos establecidos en la el artículo 60 de la Ley de Sanidad Vegetal.

Finalmente, AMC y Citrus Genesis aclaran que no tienen intención de realizar “ninguna regularización de plantaciones ilegales de la mandarina Sigal y procederá a licenciar la misma únicamente a los agricultores que las mismas decidan y en las condiciones de mercado que libremente acuerden”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here