Clamor de los agricultores para exigir la limpieza del Ebro tras las últimas crecidas

0
7

   Los alcaldes de las localidades de la ribera aragonesa del Ebro, la Plataforma de Afectados por las Riadas y los sindicatos agrarios –Uaga, Asaja, Araga y UPA– se concenraron con el lema ‘Por la supervivencia de los pueblos de la ribera del Ebro, ¡limpieza ya!’, se ha convocado después de que la última avenida del río, a pesar de ser ordinaria con 1.860 metros cúbicos por segundo, haya inundado parte de los campos de estas localidades y, en algunos casos, llegado al casco urbano.

   En declaraciones a los medios, el portavoz de la Plataforma, Antonio Moreno, ha asegurado que la causas de que se estén anegando "los campos y las casas" con las últimas crecidas del Ebro es que "el río está sucio", por lo que ha insistido en que "hay que limpiar".Asimismo,ha pedido a los ciudadanos de la capital aragonesa que se unan a esta reivindicación porque "hay que defender nuestros pueblos y nuestras riberas". De igual forma, ha afirmado que si esta situación no se arregla "nos tendremos que ir de nuestros pueblos". De esta forma, ha calificado de "injusto" que no se limpie el Ebro para evitar este tipo de situaciones.

   Por su parte, el alcalde de Novillas, José Ayesa, ha mencionado que se espera otra crecida en el Ebro, aunque "parece que no tan importante como la otra", a partir de este lunes, causada por el deshielo, algo que "ya se está empezando a notar en el río". En concreto, Ayesa ha apostillado que el Ebro "lleva dos días subiendo, hemos tenido que cerrar las zonas inundables porque nos volvía a entrar el agua. Ya lleva diez días estacionada el agua en los campos, si ahora viene otra vez vamos a tener las cosechas anegadas durante 20 días, con las pérdidas que esto supondrá".

   De igual forma, los presetes señalaron que desde hace diez días los pueblos de la ribera alta tienen sumergida bajo el agua más de 9.000 hectáreas de cultivos, debido a dos crecidas de carácter ordinario que, según ha explicado el portavoz de la plataforma de Afectados, Antonio Manero, "han causado los mismos daños que si hubiesen sido extraordinarias".

   Entre lo participantes a esta protestas estuvieron presentes el secretario general de Asaja Aragón, Ángel Samper, la secretaria provincial de Zaragoza, Emilia Guillén, o el portavoz de Asaja Aragón, José Fernando Luna, amén de numerosos socios de las localidades afectadas.

    En la intervención de su portavoz, José Fernando Luna expresaba que “los políticos tienen que actuar eliminando aquella normativa absurda que hace sombra entre las administraciones a la hora de efectuar la limpieza del cauce, tomar medidas urgentes sin limitación presupuestaria, así como derogar medidas medioambientalistas que hacen más daño que protección a la naturaleza. Tampoco se debe olvidar el papel de laminación de avenidas de los embalses, con lo que la realización de estas obras es un seguro para la población”. Termino la intervención declarando que “Asaja exige ríos limpios ya”.

   Por su parte, el secretario general de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (Uaga), José Manuel Penella, ha incidido en que la zona agrícola afectada por la última riada se acerca a las 10.000 hectáreas y "a expensas de saber cómo reaccionan los cultivos, nosotros hemos cifrado, siendo prudentes, unas pérdidas de 15 millones de euros" en el sector.

   Así, ha señalado que hay "un cultivo importante como frutales y alfalfa que son plurianuales y hasta la primavera no se sabrá cómo van a reaccionar". No obstante, "ya se calculan daños porque ha habido afecciones en las infraestructuras. Además, el cereal de invierto también se va a perder por la cantidad de días que lleva bajo el agua".