Clemente apuesta por la formación que asegure la incorporación de jóvenes al campo en CYL

0
4

JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN.-Este moderno centro, en el que el Gobierno regional ha invertido 1,1 millón de euros, dotado de las infraestructuras necesarias para el desarrollo de la actividad docente, como aulas, despachos, bibliotecas y salas de catas. En estas dependencias tendrá su sede la Escuela de Pastores de Castilla y León, donde se dará formación y se potenciará el sector ovino de la Comunidad, dada su relevancia tanto en calidad como en cantidad

La actividad reglada se iniciará en el curso escolar 2012-2013 cuando se imparta el curso del ciclo de grado medio ‘Técnico en elaboración de productos Alimenticios’, cuyo currículo fue establecido mediante Decreto 28/2011, de 9 de junio, por la Consejería de Educación. La formación no reglada ya se ha iniciado este año y durante el 2011 se realizarán una serie de actividades formativas para el empleo, de orientación fundamentalmente vitivinícola y láctea. Está previsto que se impartan los cursos de producción integrada en viñedo, cata de vinos, elaboración de vinos y siembra directa.

El centro de formación agraria de Toro, inaugurado esta mañana por la consejera de Agricultura y Ganadería, cuenta con 1.034 m2 de superficie y dos plantas donde se distribuyen tres aulas, una biblioteca, dos módulos, uno dedicado al queso y otro al vino, despachos, y una sala de catas. Las nuevas instalaciones orientarán su formación a especialidades formativas relacionadas con la industria agroalimentaria.

Escuela de Pastores
El Centro de Formación Agraria de Toro acoge en sus instalaciones la Escuela de Pastores de Castilla y León. En ella se impartirá formación que permitirá mejorar los conocimientos a las personas directamente relacionadas con el sector ganadero ovino, relevante en la Comunidad, tanto en calidad como en cantidad. Con 3,1 millones de ovejas reproductoras, Castilla y León es la Comunidad con mayor censo ovino de España y con mayor cuota láctea, con el 65% de la producción nacional de leche de oveja.

La Escuela de Pastores cuenta con una planta piloto de elaboración de quesos y productos lácteos, ubicada en el Centro de Toro, y como instalación complementaria para el desarrollo de las clases y actuaciones prácticas ligadas a la actividad, se ha construido una nave de ganado caprino, ubicada en el centro de formación agraria de Viñalta, en Palencia. Se trata de un proyecto piloto del Programa de Desarrollo Rural Sostenible, financiado al 50% por la Junta de Castilla y León y por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.

Los contenidos formativos de los cursos que se están impartiendo y se impartirán en la Escuela de Pastores, están diseñados en función de las necesidades formativas de los ganaderos, consultados mediante una encuesta realizada a los socios de las cooperativas del sector.

Este año 2010, se realizaron 7 actividades formativas cuya temática estuvo centrada en aspectos relevantes del ganado ovino como sanidad, reproducción, ordeño, alimentación, elaboración de quesos y elaboración de postres con leche de oveja.

En este año, la Escuela acoge un curso de elaboración de quesos con leche de oveja, un curso de calidad de la leche en el sector ovino y jornadas de manejo y aplicación de programas informáticos de gestión en ovino y caprino, del que se realizarán dos ediciones debido a la gran demanda que ha tenido.

Formación agraria y alimentaria
La Junta de Castilla y León ha tenido siempre presente la importancia de la formación en el sector. La oferta formativa agraria y alimentaria que el Gobierno Regional desarrolla tiene dos vertientes:

La Formación Profesional Inicial (formación reglada). Se trata de un conjunto de enseñanzas que conducen a la obtención de Títulos de Formación Profesional y de Certificados de Profesionalidad y que preparan a las personas para el desempeño adecuado de las distintas profesiones. Se imparten Ciclos Formativos de Grado Superior para alumnos que hayan superado el Bachillerato, Ciclos Formativos de Grado Medio para alumnos que hayan superado la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) y programas de Cualificación Profesional Inicial para alumnos que no han superado la ESO.

La Formación para el Empleo (formación no reglada). Esta formación integra los subsistemas de la formación profesional ocupacional y de la formación continua. La formación ocupacional, de carácter eminentemente práctico, está destinada a promover la inserción laboral de las personas desempleadas, facilitando su adecuación a las necesidades concretas del mercado de trabajo. Por su parte, la formación continua está orientada a atender las necesidades específicas de capacitación y actualización de los profesionales vinculados al sector, para contribuir a elevar la productividad y competitividad de la empresa agraria.

Apuesta por la Formación del sector
Para asegurar el futuro del sector primario es fundamental seguir haciendo una apuesta decidida por la profesionalización y la cualificación del capital humano. Además, la formación permite diversificar las producciones, la mejora de los productos y aumentar la calidad de éstos.

Consciente de esta relevancia, la Junta de Castilla y León apuesta de forma decidida y firme por la formación. En los últimos años se ha invertido de media 9 millones de euros al año en formación y una inversión que se ha traducido en un incremento de alumnos en los centros dependientes del Gobierno regional. En la pasada legislatura, se impartió formación reglada agraria y alimentaria a 2.163 alumnos, lo que supuso un aumento del 18%, y 60.084 personas cursaron formación no reglada, un incremento de un 12%.

La apuesta de la Junta de Castilla y León por la formación continúa esta legislatura. Se incorporará, en todos los ciclos reglados de formación agraria, una asignatura de estímulo del espíritu emprendedor para identificar vocaciones emprendedoras y fomentar el autoempleo.

En los próximos cuatro años se incrementará también el número de horas lectivas impartidas a un total de 65.000 alumnos, para ofrecer una mejora cualitativa de la formación ofrecida en colaboración con las Organizaciones Profesionales Agrarias y otras entidades.

Además, se establecerán acuerdos de colaboración con los Grupos de Acción Local, con el objetivo de adecuar la formación a las necesidades de empleo más especializadas que puedan demandar estos colectivos en el desarrollo de sus acciones.

Se modernizará la oferta formativa, reglada y no reglada, para adecuarla a las nuevas necesidades del mercado global, incluyendo nuevas disciplinas como la comercialización y la internacionalización.

Rejuvenecimiento del sector
La agricultura europea está muy envejecida, prácticamente la mitad de los agricultores tiene más de 55 años. La media española es aún menor. Por su parte, Castilla y León tiene una situación similar a la media europea, y algo mejor a la media de España.

La formación es fundamental para el sector primario al conseguir la incorporación de capital humano y, de esta forma, su rejuvenecimiento. En este aspecto tienen especial relevancia los cursos de formación de incorporación a la actividad agraria que se desarrollan en colaboración con las Organizaciones Profesionales Agrarias. La Junta de Castilla y León apuesta por potenciar la educación en la agricultura y la ganadería, como lo demuestra el inaugurado centro de Toro. Con estas instalaciones, el Gobierno regional cuenta con centros ligados al sector primario y al de transformación en todas las provincias de la Comunidad.

Además de apostar por la formación, para incorporar más jóvenes y crear empleo se tomarán las siguientes medidas esta legislatura:

Creación de la Oficina de apoyo al servicio de jóvenes emprendedores del sector. Permitirá que el sistema de ayudas pueda adaptarse a las necesidades concretas y reales de los jóvenes emprendedores de manera personalizada.
Creación de un ‘banco de tierras’. Para incentivar que aquellos propietarios de terrenos no productivos, los pongan a disposición de jóvenes que quieran incorporarse a la actividad agraria.
Creación de un fondo de ‘capital semilla’. Para participar en los proyectos más innovadores del sector primario y agroalimentario impulsados por jóvenes emprendedores facilitando el acceso a la financiación de nuevos proyectos.