El Gobierno de Castilla-La Mancha ha subrayado que, si bien las lluvias registradas en los últimos días han venido bien a la región en su conjunto, estas precipitaciones no deben suponer que el Gobierno central retrase la aprobación del decreto de sequía para la cuenca del Tajo.

En declaraciones a los medios de comunicación, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha asegurado que las precipitaciones están “sentando bien” a la agricultura y ganadería y, en general, a toda la región, aunque ha resaltado que estas precipitaciones no garantiza las necesidades hídricas de la agricultura para todo el año.

Por ello, ha exigido que se siga trabajando para tener una planificación en materia de agua de ámbito nacional y ha pedido al Gobierno central que dé participación a las comunidades autónomas, para que éstas puedan hacer sus aportaciones.

El consejero lo tiene claro: “No debemos parar de hacer infraestructuras porque llueva”

“No puede ser que se sigan tomando decisiones de manera unilateral, como la apertura de pozos de sequía en Hellín (Albacete) para suministrar agua de consumo de boca y de regadío a Murcia”, ha denunciado Martínez Arroyo, que ha exigido que estas decisiones se tomen “entre todos”, para que no beneficie a unos agricultores o ciudadanos “frente a otros”.

En el caso de Castilla-La Mancha, ha recordado que el Gobierno regional trabaja en la elaboración de un documento que recoja la posición de la comunidad autónoma “en materia de agua para defender los intereses de todos” y ha confiado en que esté finalizado en los próximos meses.

En cuanto al decreto de sequía para la cuenca del Tajo que ha solicitado la Confederación Hidrográfica del Tajo y que debe ser aprobado por el Consejo de Ministros, ha indicado que las precipitaciones de las últimas semanas no deberían conllevar un retraso en su aprobación, porque estas lluvias son “una cuestión coyuntural que no garantiza las necesidades de la agricultura para todo el año si no sigue lloviendo y hay que prever soluciones”.

Como parte de estas soluciones, ha pedido que se inviertan en infraestructuras para “la lucha contra la sequía”, para poder hacer frente a las necesidades de los regantes y de consumo humano.

“No debemos parar de hacer infraestructuras porque llueva”, ha incidido el consejero de Agricultura, que ha afirmado que “no es bueno que estas lluvias tapen el reto que es alcanzar un acuerdo de agua sostenible, de verdad, que permita generar riqueza en todos los territorios”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here