El Gobierno regional se ha comprometido con la Plataforma para la Defensa de la Agricultura y Ganadería Ecológicas de Castilla-La Mancha a plantear a la Comisión Europea (CE) la posibilidad de sacar una nueva convocatoria de ayudas en 2019, que aglutine las cuatro líneas actuales en una sola.

Este compromiso ha sido adquirido por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, y por el director general de Desarrollo Rural, José Manuel Martín, en una reunión que han mantenido este martes con la Plataforma, según han informado esta tarde en una rueda de prensa su secretario, Anastasio Yébenes, y el vocal Luis Olmeda.

Según ha afirmado Yébenes, los responsables del Gobierno regional han admitido que hubo un error en el recorte de las ayudas que perciben los agricultores ecológicos, que en parte fue heredado del anterior Ejecutivo que presidió María Dolores de Cospedal, y han analizado con los miembros de la Plataforma posibles soluciones a la problemática que sufre el colectivo.

El Gobierno regional han admitido la “diferencia abismal” entre las ayudas que se están dando en otras regiones

Entre las diferentes opciones, han considerado como la más adecuada que el Gobierno de Castilla-La Mancha solicite a la Comisión Europea la posibilidad de sacar el próximo año una nueva convocatoria de ayudas a la agricultura ecológica, ha añadido.

El planteamiento sería establecer unas ayudas viables, unificadas en una línea en vez de las cuatro que existen actualmente, a la que se puedan acoger todos los agricultores ecológicos que están en las cuatro líneas actuales.

Los agricultores renunciarían a seguir en las cuatro líneas de ayudas y entrarían en la línea de una nueva convocatoria de ayudas, sin ninguna penalización para un periodo de 5 años, ha indicado Yébenes, que ha subrayado que también se solucionaría “un problema gravísimo que tiene ahora la Consejería”, que no llega a tiempo a las resoluciones porque tiene cuatro líneas diferentes abiertas y el trabajo “se simplificaría muchísimo”.

De esta forma, “se daría solución a este problema tan grande que se creó en su momento” con el recorte que hubo en las ayudas, que provoca que actualmente los agricultores ecológicos vean “que sus explotaciones no pueden ser viables”.

En este sentido, Olmeda ha apuntado que los responsables del Gobierno regional han admitido la “diferencia abismal” entre las ayudas que se están dando en otras regiones, ya que la Plataforma calcula que los agricultores ecológicos de Castilla-La Mancha están cobrando un 142 por ciento menos de ayudas que los de Andalucía y un 100 por cien menos que los de comunidades como Extremadura, Aragón y Valencia.

Los miembros de la plataforma consideran que la propuesta de una nueva convocatoria de ayudas puede ser aceptada por la Comisión Europea, porque ya se admitieron cambios similares hace unos años, y en todo caso, han manifestado que “la pelota está en el tejado” de la Junta de Comunidades, de forma que si esta iniciativa no prospera tendrá que buscar otras solución.

Por otra parte, han explicado los responsables autonómicos se han comprometido con la Plataforma a contar con el colectivo para desarrollar el Plan Estratégico de la Agricultura Ecológica que presentará mañana el Gobierno regional, aunque lo hará en una línea diferente a la de las organizaciones agrarias Asaja, UPA y COAG y Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha “para evitar el conflicto”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here