“Hemos trasladado a la ministra el interés de Castilla-La Mancha por colaborar en todo lo que sea necesario para resolver los problemas de los ciudadanos y creo que donde más posibilidades de éxito tenemos es resolver los problemas de regularización de pozos en el Alto Guadiana y de apoyo a infraestrcuturas”, ha manifestado el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo al salir de la reunión con la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), Isabel García-Tejerina en la sede del Ministerio.

Un encuentro que ha durado hora y media y en el que además de mostrar la disposición del Gobierno regional para resolver los asuntos pendientes en materia de agua, Martínez Arroyo ha recordado que el Decreto de Sequía para las cuencas del Júcar y Segura que aprobó el Gobierno central en 2015 y que se prorrogó en 2016 tiene que tener en cuenta a Castilla-La Mancha, “porque en la última reunión que tuve con la ministra -hace más de un año- le trasladé la necesidad de que se realizaran obras de infraestructuras en Hellín, con cargo a ese Decreto de Sequía y, lamentablemente, no se ha gastado ni un solo céntimo en Castilla-La Mancha, ni en el Júcar ni en el Segura”, siendo el 75 por ciento de la cuenca del Júcar y el 25 por ciento del Segura.

Por parte del Gobierno regional también han asistido a la reunión el director general de Desarrollo Rural, Nicasio Peláez y el director provincial de Agricultura en Albacete, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Manuel Miranda.

Martínez Arroyo se ha mostrado optimista al término de la reunión y espera que 2017 sea el año en el que el Gobierno central resuelva de forma definitiva los expedientes pendientes de agricultores con explotaciones prioritarias en el Alto Guadiana y, especialmente, ha insistido en la defensa del acceso al agua de los que se han incorporado o están a punto de hacerlo en la agricultura y la ganadería. “No quiero olvidarme de todos aquellos jóvenes agricultores que están empezando y que necesitan agua para que su explotación sea viable y a los que tenemos que dar una solución una vez se regularicen los pozos”, ha aludido.

Durante la reunión, han analizado la situación, entre otros, de la segunda fase de la sustitución de bombeos, comprometida por el Ministerio, en el acuífero de La Mancha Oriental (Albacete y Cuenca) recordando que el Plan Hidrológico de la cuenca del Júcar de 1988 incluyó ya está sustitución de bombeos de agua subterránea, mediante la aportación de agua superficial del río Júcar regulada en el embalse de Alarcón. Las obras tienen un coste de 40,3 millones de euros y tenían que estar ejecutadas en 2016, por lo que el consejero ha apremiado a la ministra a que se finalicen cuanto antes y comience la transformación de nuevos regadíos del Canal de Albacete, que afecta a los municipios de La Gineta, La Herrera y Montalvos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here