COAG alerta de una bajada en la producción de aceituna del 50%

0
3

EFE.- El presidente esta organización, Juan Moreno, ha explicado que los niveles de producción de este año serán similares a los alcanzados durante 2012, lo que lleva a los olivareros a padecer una situación “crítica”.

Moreno ha pedido que el Gobierno extremeño estudie medidas de apoyo al sector tradicional del olivar, en un momento en que se está diseñando el Plan de Desarrollo Rural para el período 2014-20.

Los agricultores consideran que tamaña bajada de producción puede deberse a la conjunción de la ausencia de lluvias durante la campaña anterior, con las heladas del pasado otoño y las altas temperaturas de la última primavera.

Moreno prevé que en muchas parcelas “no compense” recoger las aceitunas, porque se espera que los precios no suban tanto como para rentabilizar esta bajada de producción.

Según los precios de la campaña pasada, si el kilo se encontraba en 0,3 euros, los 200 kilos representarían 60 euros, sin embargo, por un jornal, el agricultor paga 40 euros más 12 euros de Seguridad Social.

Como ha expresado Moreno, muchos agricultores creen que las aceitunas dejadas de recolectar en 2011 y 2013, que fueron buenos años, suman más cantidad que la producción total prevista para la presente campaña.

El máximo responsable de Coag Extremadura ha comentado que la bajada de producción durante este ejercicio se dará tanto en aceituna de mesa como para aceite y en todas las comarcas de la comunidad autónoma.

Además, otras comunidades autónomas están sufriendo estos problemas, recordando que en Andalucía “también se están dando poco más o menos”.

Ha recordado que, por ejemplo, una parte del sector olivarero de la provincia de Badajoz tiene en el olivar su “monocultivo”, y por tanto le afectan de manera muy importante las bajadas de producción, tal y como acontece con el sector del vino.

En este sentido, ha recordado las dificultades actuales en el sector del vino, que tiene unos precios “de ruina”, pese a las buenas producciones del año pasado y las previstas para el presente, y con un “stock” muy importante de vino blanco en las bodegas.

A poco más de un mes del inicio de la recolección de las uvas, Moreno cree que se trata de un problema que “en las próximas semanas saltará”.