Comerciantes de cereal prevén cosecha de 17,5 millones t (+13 %) esta campaña

0
6

EFE.- Así lo ha explicado a Efeagro el vicepresidente de Accoe, Marcos Martínez, quien ha participado en la Asamblea anual que esta entidad ha celebrado hoy en Madrid.

Martínez ha resaltado que esta campaña de cereal de invierno se presenta sin grandes stocks, con un enlace de seguridad "normal" de alrededor de 1,5 millones de toneladas, pero con incertidumbres derivadas de la crisis económica y financiera, y también de la que vive la ganadería, ya que sectores como porcino y avicultura están entre los principales demandantes de cereal para piensos.

En los últimos años, el mercado ha estado caracterizado por una gran volatilidad de precios que, en su opinión, "no es buena", ni para agricultores, ni para almacenistas, comerciantes y consumidores, y que desde Accoe "harán todo lo posible por mitigar".

En cuanto a los retos para estos profesionales durante la actual campaña, ha resaltado la necesidad de ser más eficientes en la comercialización, aumentar la capacidad financiera para dotar de mayor estabilidad al sector y que no haya demasiados abandonos de la actividad por las dificultades de cobro.

Pese a todo, Martínez ha explicado que este sector resiste mejor la crisis que otros ámbitos, tiene menor índice de cierre de empresas y capacidad incluso para seguir generando empleo a pesar de las dificultades.

Por su parte, el presidente de la Accoe, Francisco Álvarez, ha resaltado durante su intervención en la Asamblea que este sector es responsable del 70 % de las transacciones del cereal que se consume en España, pero aplica apenas un 4 % de márgenes comerciales, algo poco habitual respecto a otros ámbitos, donde se multiplican varias veces hasta llegar al consumidor.

Álvarez ha pedido estabilidad para el sector y que la futura Política Agraria Común (PAC) "devuelva" los mecanismos de intervención de mercados.

El secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, ha defendido durante su participación en la Asamblea estabilidad para el sector, para lo cual ha pedido que aumente la capacidad de producción en la Unión Europea (UE) de cereales con el apoyo de la tecnología y de las ayudas de la PAC.

También ha abogado Puxeu por que se acabe con la inseguridad que suponen medidas "arbitrarias" de algunos países en el ámbito multilateral que, con sus decisiones sobre restricciones de las exportaciones o incremento de envíos de materias primas para producir biocarburantes, fomentan la volatilidad y la especulación.

Ha criticado, también, que en los últimos años se ha producido un debate "absurdo" que ha conducido a la pérdida de capacidad productiva en algunos sectores agrarios.

Para Puxeu, han tenido que venir dos crisis, una de falta de materia prima y volatilidad, y otra monetaria para que la UE "ponga en valor" el carácter estratégico del campo y para que se percate de que "no puede haber Europa sin agricultores".

Sobre el debate sobre la futura PAC, Puxeu ha defendido que entre el 75 y el 80 % de las subvenciones se adscriba al primer pilar -ayudas directas financiadas al 100 % por la UE-, sin más condicionantes que los que son obligatorios ahora.

Las ayudas de la PAC deben servir, a su juicio, para compensar a los agricultores por el gasto que implican las nuevas normativas sobre agua, nitratos, erosión, red natura 2000 o bienestar animal, entre otros.

Según Puxeu, el modelo de ayudas de la nueva PAC debe atender a las peculiaridades del modelo productivo español aunque, eso sí, ha pedido prudencia para retrasar una decisión final sobre perspectivas financieras de la UE y ayudas agrícolas hasta que se haya producido la recuperación económica y se alejen problemas como la crisis y el plan de estabilidad de Grecia.