La Asociación Nacional de Obtentores Vegetales, ANOVE, será la entidad encargada de coordinar un innovador proyecto de investigación denominado “Identificación molecular para mejorar la calidad en variedades vegetales”.

Su finalidad es desarrollar un método basado en marcadores SNP que permita la identificación de variedades de los cultivos más importantes en España, que sea universal para todos ellos y que presente unos altos niveles de resolución y reproducibilidad.

ANOVE, con la participación de dos empresas miembros de la asociación (Limagrain y SAT Nª 8697 Royal), centrará su actuación en idear, diseñar y redactar un proyecto innovador para su previsible ejecución en el ámbito de la mejora de la calidad y la protección varietal. El proyecto, que se desarrollará en el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias, está financiado por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural y el Programa Nacional de Desarrollo Rural.

La investigación y el desarrollo de nuevas variedades vegetales es una actividad de enorme trascendencia

Las diferencias fenotípicas entre variedades son casi siempre consecuencia de su diversidad genotípica. Esta característica facilita la posible identificación de manera individual con un estudio adecuado de su ADN. Los ensayos para determinar si dos muestras de ADN corresponden o no a la misma variedad se suelen hacer con marcadores moleculares, que son una aproximación más rápida, eficiente y habitualmente más económica que los que se basan en la comparación fenotípica. En España los marcadores se usan ya con éxito por los obtentores para la defensa de sus derechos y por la Administración Pública como una herramienta útil para comprobar la identidad varietal en los procesos de control de calidad a lo largo de la cadena o para agilizar y abaratar el proceso de registro varietal.

La investigación y el desarrollo de nuevas variedades vegetales es una actividad de enorme trascendencia para el desarrollo agrario y económico de la sociedad, base de la innovación tecnológica de la que depende toda la cadena alimentaria. En los últimos 50 años se ha producido un aumento medio del 30-60%, según las especies, en los rendimientos de las cosechas como consecuencia de la mejora genética realizada por los obtentores vegetales. En algunos casos como el tomate, ha llegado a ser del 1.000% debido a los híbridos de alto rendimiento.

La Asociación Nacional de Obtentores Vegetales (ANOVE) es la asociación que agrupa a las compañías y centros públicos dedicados a la generación de valor añadido en el sector agroalimentario a través de la investigación, el desarrollo y la explotación de nuevas variedades vegetales. (www.anove.es)

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here