Competencia ultima la sanción por el reparto del mercado de aprovisionamiento de leche

0
29

       La CNMC, según recoge Ana Bravo Cuiñas en la sección de Mercados de elmundo.es, sostien que las compañías implicadas llevaron a cabo "actuaciones concertadas relativas al intercambio de información comercial estratégica". Y ello fue realizado "bilateralmente, multilateralmente o en el seno de asociaciones regionales»". Según el organismo regulador, las industrias lácteas "ostentan un gran poder de negociación en el mercado, por las características del mismo y la regulación existente". Al respecto, recuerda que el mercado tiene "un elevado grado de concentración de la demanda en los principales compradores, pues apenas una docena de empresas acapara más del 60% de las recogidas»"

      "Se trata en definitiva de un mercado con grandes asimetrías y desequilibrios entre oferta y demanda en cuanto su poder de negociación, situación que se habría visto agravada a la luz de las conductas imputadas", advierte la Propuesta de Resolución, fechada el pasado agosto y que ha dejado el caso visto para sentencia.

Implicadas desde marcas comerciales hasta dos asociaciones sectorales de Cataluña y Galicia

    El expediente sancionador fue incoado en julio de 2012 y en marzo de 2014 fue ampliado al grueso del sector. De este modo, en el listado de implicados figuran marcas comerciales muy conocidas por el consumidor: Lactalis, Puleva, Forlactaria, Central Lechera Asturiana, Corporación Alimentaria Peñasanta (Capsa), Danone, Calidad Pascual, Nestlé, Cooperativa Agrícola y Ganadera del Pirineo (Copirineo), Industrias Lácteas Asturianas, Leche Río, Central Lechera de Galicia (Celega), Senoble Ibérica -interproveedor de postres lácteos para Mercadona-, Feiraco y Leche Celta.

     También se ha investigado a dos asociaciones sectoriales "que reúnen a las empresas más importantes del sector en peso y volumen, en dos de las zonas con mayor producción láctea": el Gremio de Industrias Lácteas de Cataluña y la Asociación de Empresas Lácteas de Galicia.

    El pasado 15 de enero, el organismo que dirige José María Marín Quemada se dirigió a las empresas implicadas para solicitar los datos de ventas. Con ellos se calcularán los importes de las multas, cuyo máximo legal se sitúa para las empresas en el 10% de la facturación total del ejercicio inmediatamente anterior al de la imposición de la multa, el de 2014 en este caso.

    En el caso de las asociaciones sectoriales, el tope que contempla la ley también va referenciado al 10% del volumen de negocio, hasta un máximo de 901.518,16 euros. Fuentes del sector consultadas por la periodista de el mundo.es refieren el "profundo malestar y preocupación" que ha cundido entre los ejecutivos de las industrias lácteas ante la que ya ha sido tipificada como infracción muy grave del artículo 62.4 de la Ley de Defensa de la Competencia, y que cuenta con el agravante de que siete firmas implicadas -Lactalis, Danone, Leche Celta, Leche Río, Nestlé, Pascual y Puleva- son reincidentes y fueron ya sancionadas en un expediente anterior.

     Con el precedente, aún reciente, de la multa de 98,2 millones que Competencia impuso a las empresas del cártel de la basura por "repartirse las licitaciones públicas" entre 1999 y 2013, no parece que las sanciones vayan a ser muy clementes.