Dos cadenas de supermercados belgas, Colruyt y Delhaize, han retirado los productos de ElPozo de la venta al público en sus establecimientos y han anunciado que revisarán su cooperación con la empresa española a raíz de las acusaciones sobre maltrato animal realizadas por el programa de Jordi Évole en ‘Salvados’, según recoge elconfidencial.com.

Se trata de la primera reacción radical contra el sector porcino español y lo lamentable es que llegue del extranjero, ya que gran parte de la fuerza del porcino nacional radica en sus exportaciones. Y aunque la decisión de estos supermercados no es nueva ante supuestos escándalos (también retiró toda la carne procedente de mataderos de su país tras otro programa televisivo) no se puede obviar de que se trata de un país peculiar (ahí está Puigdemont) al que le suelen gustar más las formas que el fondo.

Y aunque se trata de un duro golpe para el sector porcino (y para El Pozo en particular), y aún a expensas de que se vuelva a criticar a agroinformacion.com, seguimos pensando que todo esto se debe a que no se ha sabido reaccionar ni a tiempo ni adecuadamente a esta crisis. La negativa de ElPozo a responder en el programa (una decisión legítima pero de la que también hay que asumir sus consecuencias) o de la Interprofesional Interporc de solo lamentarse, pero no actuar, son las consecuencias de estos problemas actuales.

Desde agroinformacion.com se ha defendido siempre al sector porcino español, como a todos los sectores ganaderos y agrícolas. Pero defender a alguien no implica necesariamente tener que mirar a otro lado, sino también intentar ser críticos. Podremos haber cometido errores, pero creemos que hemos sido coherentes con una postura en defensa del porcino y del ibérico de denunciar lo que pensábamos que estaba mal hecho.

Respaldar a un sector no es, insistimos, no querer ver la realidad y pensar que, por el bien de todos y del negocio, no hay que hablar de irregularidades y errores. Hace unos meses, una organización agraria nos decía que “ahora que todo va bien y se está ganando dinero no era el momento de sacar los trapos sucios del porcino”. Y la palabra clave no es “trapos sucios” o “ganar dinero”, sino “ahora”. Porque cuando el ‘ahora’ sea ‘antes’, ¿qué pasará?. Entonces defender al sector será criticar lo que se había hecho mal o la responsabilidad de todos (y no solo de esta web) es criticarlo cuando aún se puede evitar.

¿Hay que esperar a que el precio de la carne o del jamón esté por los suelos para actuar? ¿Hay que rezar para que la burbuja del sector -que todos reconocen que va a llegar- no estalle o hay que advertir, y asumir, que puede que ya esté pasando?

Desde agroinformacion.com, que tenemos la conciencia muy tranquila porque siempre hemos publicado todo, desde lo que se denuncia hasta los que se defiende, en este y en todos los casos, estamos convencidos de que no debemos callarnos. Sobre todo porque lo que está en juego es TODO el sector, no una empresa o una granja. Lo dijimos en su día. Lamentarse y quejarse puede estar bien, pero actuar, abrir una investigación y pedir responsabilidades a quienes puedan haber hecho algo mal y asumir errores o aclarar realidades es mejor. Porque pensar solo en el ‘ahora’ es una equivocación porque el ‘ahora’ será un ‘antes’ en muy poco tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here