La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, tras analizar la agenda del próximo Consejo de Ministros de Agricultura que se celebrará en Bruselas los próximos 11 y 12 de diciembre, pide a Isabel García Tejerina que se una a la propuesta que varios países de la Unión Europea han realizado con el objetivo de avanzar en una reglamentación común para impedir las prácticas comerciales desleales en la cadena alimentaria.

Unión de Uniones, quien ya ha denunciado en reiteradas ocasiones los abusos ejercidos por una parte de la industria y distribución, solicita a la Ministra, como máxima representante del sector, que se una a la iniciativa de Croacia, Chipre, la República Checa, Grecia, Hungría, Lituania, Polonia, Portugal, Rumanía y Eslovenia para que la Comisión presente un estudio antes de febrero de 2018 con el objetivo de crear una normativa para prohibir las prácticas desleales que desequilibran el mercado.

la Ley española de mejora de funcionamiento de la Cadena alimentaria no recoge una relación expresa de estas prácticas desleales

Esta posición coincide igualmente con la gran mayoría de las respuestas obtenidas por la Comisión en su encuesta sobre el funcionamiento de la cadena alimentaria, cerrada en abril y cuyos datos ha avanzado hoy la Comisión. En el entorno del 90 % o más de los encuestados, está de acuerdo en que las prácticas comerciales desleales existen, que tienen efectos negativos para los agricultores y que la UE debe tomar medidas legislativas para perseguirlas.

Unión de Uniones, que participó en dicha encuesta, se alinea con estas opiniones mayoritarias y considera que una reglamentación comunitaria vendría a complementar las normativas nacionales y a unificar criterios en la UE.

En este sentido, la organización recuerda, a través de su nota de prensa, que la Ley española de mejora de funcionamiento de la Cadena alimentaria no recoge una relación expresa de estas prácticas desleales, ni define tampoco la posición de dominio de mercado así como, a su juicio, carece también de competencias para sancionarlas cuando se producen en operaciones de comercio internacional en el ámbito comunitario, destino principal de nuestras exportaciones agroalimentarias.

Desde Unión de Uniones han afirmado que “es imposible que la cadena alimentaria funcione bien si no están identificadas las reglas correctas del juego” y confían “en que si las cosas toman un rumbo adecuado en Bruselas, pueden hacerlo también aquí”.

Asimismo, la organización señala que, precisamente, el mal funcionamiento de la cadena alimentaria, tampoco está recogido en las primeras orientaciones de la futura PAC propuestas por la Comisión hace una semana, cuestiones sobre las que también se debatirán los dos próximos días en el Consejo y sobre las que Unión de Uniones espera que se arroje más luz, de forma que se pueda disminuir la vulnerabilidad de los productores y los consumidores, los eslabones más débiles de la cadena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here