Consideran ante el trasvase Júcar-Vinalopó que el agua debe ser una “cuestión de Estado"

0
8

      Se trata de un contexto que “no sorprende en absoluto a LA UNIÓ”, pues “hace más de tres años que venimos denunciando la incapacidad de la clase política en esta materia y que, a lo largo de diferentes legislaturas, ha conseguido alcanzar este lamentable resultado”, se lamenta Blasco.

     En este sentido, “llevamos décadas reclamando que los asuntos del agua sean supervisados por técnicos y expertos en la materia que puedan trabajar desde el conocimiento de la realidad y no supeditados a la voluntad y los vaivenes electorales de cada momento”, demanda en un comunicado.

     LA UNIÓ “considera que los dos grandes partidos políticos de este país se han dedicado a engañar y manipular sistemáticamente a los regantes incluso llegando a ofrecer, a lo largo del mismo día, promesas diferentes en la zona cedente y en la zona receptora de los caudales”, denuncia. Esta actitud, “crea confusión y sobre todo graves conflictos entre los propios regantes”.

      Por ello, LA UNIÓ exige responsabilidades políticas “a todos aquellos que durante décadas han jugado con las ilusiones y el futuro de un sector agrario ya de por sí castigado y deprimido” y, además, reclama que se clarifique el “despilfarro de dinero público que parece ser un problema endémico de nuestro país”.