El Tribunal Constitucional ha desestimado el conflicto de competencias planteado por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha sobre la Demarcación del Júcar.

En un comunicado, el Ejecutivo regional ha informado de la desestimación del recurso planteado por la Junta y ha opinado que el rápido fallo del Constitucional sobre la Demarcación del Júcar favorece que se juzguen los recursos a los planes hidrológicos, también interpuso el Gobierno autonómico.

De este modo, el director de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha, Antonio Luengo, ha considera que la desestimación del recurso es un “contratiempo” que “puede tener un lado positivo”, ya que desbloquea la causa abierta en el Tribunal Supremo en relación a los Planes Hidrológicos del Tajo, Júcar, Segura y Guadiana tras el recurso interpuesto contra dichos planes por el Gobierno regional en marzo.

La Junta pide “la misma celeridad al Tribunal Supremo” en la sentencia sobre la planificación hidrológica

El Tribunal Supremo había diferido la toma en consideración de los recursos de Castilla-La Mancha contra los planes hidrológicos a que el Constitucional se pronunciase sobre este conflicto de competencias.

En este sentido, el Gobierno regional ha recordado que hace un mes presentó un recurso de reposición ante la providencia del Supremo que subordinaba la toma de decisión sobre los Planes Hidrológicos a que el Tribunal Constitucional se pronunciase sobre la Demarcación del río Júcar.

CONSTITUCIONAL DEMARCACION DEL JUCAR 2Para Luengo, el Tribunal Constitucional ha resuelto esta cuestión con una “inusitada y sorprendente rapidez” cuya faceta positiva es que ahora el Tribunal Supremo “carece de impedimentos para entrar a juzgar los recursos contra los planes hidrológicos”.

“Nos congratula que la justicia sea rápida”, ha dicho Luengo, quien ha explicado que el Gobierno regional no está de acuerdo en la inclusión de las cuencas intracomunitarias en la demarcación del Júcar”. Con todo, ha dicho que, acatan la sentencia.

Con todo, Luengo ha pedido “la misma celeridad al Tribunal Supremo”, cuya sentencia sobre la planificación hidrológica espera que sea “positiva” para Castilla-La Mancha porque “contraviene la Directiva Marco del Agua”.

A partir de ahora, “el Tribunal Supremo deberá levantar la suspensión” que le impedía entrar a considerar los recursos contra los planes hidrológicos, para dar respuesta a “situaciones tan dramáticas como la del Tajo, que incluso se está planteando en Europa”.

El conflicto de competencias que planteó el Ejecutivo autonómico pretendía evitar los trasvases internos desde el Júcar en Albacete hasta el Júcar en Levante, posibilidad que recoge y consolida el nuevo Decreto de Demarcación de esta cuenca aprobado por el Ministerio de Agricultura.

El Gobierno regional sostenía que la inclusión de estas cuencas intracomunitarias en el ámbito territorial de la demarcación vulneraba el régimen constitucional de reparto competencial.

Uno de los motivos aludidos por el Tribunal Constitucional para la sentencia es que Castilla-La Mancha carece de legitimación para plantear el conflicto, puesto que pretende impugnar un ámbito territorial fijado en 2013 sin que se manifestara en contra en aquel momento, por lo que el Alto Tribunal considera extemporánea la reclamación tres años después.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here