Un estudio, publicado en la revista científica The Lancet, asegura que la ingesta de tres a cuatro porciones de frutas, verduras y legumbres al día reduce el riesgo de mortalidad.

Dicha investigación, avalada por investigadores de la Universidad de Navarra, ha sido realizada en 135.000 personas, de entre 35 a 70 años, de 18 países, y los resultados sustentan los beneficios de estos alimentos también en países con ingresos bajos.

El seguimiento realizado en siete años observó 4.784 episodios cardiovasculares (como ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares e insuficiencia cardiaca), 1.649 muertes por enfermedad cardiovascular y 5.796 muertes totales.

Los profesores de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra, Estefanía Toledo y Miguel A. Martínez-González, han publicado un comentario en la misma revista, avalando la investigación, y en él aseguran que “una dieta saludable rica en frutas y verduras debe considerarse como parte de un patrón general de alimentación de alta calidad”.

Además, señalan que el aumento del consumo de frutas y hortalizas debe hacerse a expensas de la reducción de otros alimentos y bebidas, “como las bebidas azucaradas, las carnes rojas y procesadas, las grasas saturadas y trans, los cereales refinados y los postres azucarados”. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here