Continúa la preocupación en la Ribera navarra por las previsiones de crecida del Ebro

0
8

   El teniente de alcalde de Buñuel, Javier Serrano, ha comentado a Efe que el cauce del río aguantaría aún una crecida de veinte a treinta centímetros de altura, lo que cree que será suficiente para que no se vea afectado el casco urbano.

   En este momento, ha informado, están pasando por la localidad 2.150 metros cúbicos por segundo y la punta de crecida, hacia las dos o tres de la tarde, será de algo más de 2.200.

   Serrano ha recordado además que, tras las inundaciones de 2003 y 2005, se construyeron en el término municipal dos diques de contención para retener las aguas si se desborda el río en la zona de Ribaforada.

   Sí se ha desbordado el río en ambos márgenes en la zona del puente, donde se han inundado unas mil hectáreas de campos de cultivo, fundamentalmente huertas.

   Serrano, quien ha comentado que en Buñuel no hay carreteras afectadas, ha señalado que desde el Ayuntamiento están vigilando el río "día y noche" y ha apuntado que existe preocupación entre los vecinos, ya que "tienen experiencia de otros años" con las crecidas del Ebro.

   En Ribaforada, ha destacado el alcalde de la localidad, Jesús María Rodríguez, el río ya comenzó ayer a superar los diques de contención en el límite con la zona de El Bocal.

   Tras visitar esta mañana la zona afectada por la riada, Martínez ha declarado a Efe que "cada vez es mayor la cantidad de agua que está entrando" en el término municipal, en el que ya se han visto afectadas unas 200 hectáreas de huertas, pero "si sigue así el río con este nivel de crecida" se llegará a las 500 al final de la tarde.

   Asimismo, el alcalde ha manifestado que la carretera de Ribaforada, la NA-5202, es sólo "cuestión de tiempo que la corten".

   Martínez ha afirmado que en Ribaforada hay "tranquilidad" porque la riada no afectará al casco urbano, situado en un alto, pero existe preocupación porque "éste es un pueblo eminentemente agrícola" y además "los daños pueden ser importantes" en las infraestructuras.

   Desde Tudela, el concejal Joaquín Torrens ha informado a Efe de que esta mañana se ha filtrado agua en el casco antiguo de la ciudad, pero "no deja de ser un gran charco", aunque de forma preventiva ha habido algunos cortes de tráfico en la zona.

   Sigue inundado el Paseo del Prado pero "sin mayores incidencias", ha señalado Torrens, que ha apuntado que tampoco se esperan problemas para las próximas horas, en las que se calcula que bajará el nivel del agua y comenzará a normalizarse la situación.