Controlado el incendio que ha calcinado más de 300 hectáreas en O Xurés

0
10

   Las llamas hna mantenido en vilo al Ayuntamiento de Muíños, en la comarca de la Baixa Limia, puesto que el fuego ha estado muy próximo a los núcleos de Alvite y Reparade.

    El fuego, según ha explicado un integrante del Grupo de Emergencias Supramunicipal, quedó casi controlado alrededor de las 22.00 horas de este martes, pero un "fortísimo viento" que cambió de dirección de forma continua, " favoreció la expansión de las llamas en todas direcciones y llegaron a hacer un cordón de cientos de metros, entre rocas y árboles".

   Este enclave natural, declarado Reserva de la Biosfera, ya había sido pasto de las llamas en el invierno de 2011 y en aquel entonces una de las zonas más afectadas fue la Serra de A Barxa. Otro incendio, ya extinguido, calcinó esta misma semana cerca de veinte hectáreas de monte raso en otro municipio ourensano, el de Vilariño de Conso.

    A pesar de su proximidad al Parque Natural do Invernadeiro, situado en el macizo central ourensano, el alcalde de la localidad, Ventura Sierra, ha confirmado a Efe que el fuego no entró en el parque, como barajaban en un primer momento efectivos de extinción.

El alcalde asegura que fue "provocado"

   El fuego, que quemó pinos y robles además de monte raso, fue "provocado" debido al punto en el que se inició, según el alcalde de Muíños (Orense), el popular Plácido Alvarez.

   En declaraciones a Europa Press, el regidor de este municipio descartó peligro para las personas, aunque sí constató que hubo "nerviosismo" por la noche.

   Además, Plácido Alvarez ha cuestionado la "escasez de medios" por parte de la Xunta de Galicia, algo que, al mismo tiempo, comprende por la época del año, pero afirma que "se echaron de menos". "Todo unido, la ventolera y la falta de medios, ha influido en que el incendio sea de unas condiciones más importantes de lo que debería haber sido", subraya.

   "Los vecinos dicen que, por la zona donde empezó, no hay más razón que que fuese provocado. Quien fuese, o tenía frío o tenía ganas de hacer daño", critica.

Medio Ambiente envía dos aviones anfibios

   Por su parte, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha enviado medios aéreos y terrestres para colaborar con la Comunidad Autónoma de Galicia en la extinción del incendio forestal. En concreto, a primera hora de la mañana de este miércoles, el Ministerio ha desplazado a la zona dos aviones anfibios de 5.500 litros, procedentes de la base de Torrejón de Ardoz (Madrid).

   Asimismo, se ha enviado desde la base de Laza (Orense) una brigada contra incendios forestales, que trabaja con intensidad para perimetrar el incendio y evitar su propagación.

   Los medios de extinción trabajan, según ha indicado Medio Ambiente, "con una climatología adversa" ya que, a pesar de las bajas temperaturas del momento, "la vegetación está muy seca y tiene una ignición bastante significativa".