Cooperativas de CLM esperan un descenso del 44% en la campaña de frutos secos

0
9

EFE.- Este descenso se debe a la fuerte sequía que se registró en la campaña pasada, a las heladas y a los problemas de polinización como consecuencia de las continuas lluvias en el momento de la floración, según ha informado hoy en una nota de prensa Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha.

El descenso afectará a todas las variedades de frutos secos, que tendrán una considerable disminución de producción, según las estimaciones de entidad que agrupa a las cooperativas castellanomanchegas.

La mayor producción será la de almendra comuna, con unas 1.960 toneladas, que también tendrá el menor porcentaje de disminución que será 30 % menor con respecto a la campaña pasada.

A su vez, la variedad largueta es la que tendrá un mayor descenso de producción, ya que se esperan recoger 477 toneladas, un 70,35 % menos que en la campaña anterior, mientras que de la variedad marcona se estima que se recogerán 89 toneladas, lo que supondrá un descenso de 34,56 % con respecto al año pasado.

En las variedades largueta y marcona ha habido daños muy elevados en la comarca de la Sierra del Segura, por las heladas acaecidas el 2 y el 3 de marzo. También en largueta se han producido daños por heladas en comarca de La Manchuela de Cuenca.

Además, la variedad marcona también ha visto mermadas sus previsiones de cosecha como consecuencia de la fuerte sequía estival padecida durante la campaña pasada, lo que ha provocado una fuerte vencería.

Por su parte, la comuna ha tenido problemas de polinización y vencería, con presencia de enfermedades como monilia o fisicocum y con los primeros ataques de pulgón.

En cuanto al pistacho, a pesar de que es prematuro dar una estimación, sí se puede adelantar que en Castilla-La Mancha se estima que hay unas 4.700 hectáreas de este cultivo (cada año se realizan entre 200 y 300 hectáreas de nuevas plantaciones).

De la totalidad de hectáreas dedicadas al pistacho 3.550 están injertadas (cada año se injertan unas 150 hectáreas), y de éstas se considera que unas 1.400 son las que se encuentran en plena producción.