Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha, con la colaboración de Liberbank, ha celebrado este viernes 15 en Alcázar de San Juan su segundo Desayuno Informativo “Punto de Vista”, que en esta ocasión ha tenido como principal protagonista al agua y se ha presentado bajo el título Un nuevo enfoque del uso sostenible de las aguas subterráneas. Para ello se ha contado con la presencia del conocido hidrogeólogo Francisco Turrión, que ha contestado a las preguntas de los asistentes.

Además, han estado presentes en este Desayuno Informativo el vicepresidente de Cooperativas, Julio Bacete, el subdirector de Cooperativas, Juan Miguel del Real y la teniente de alcalde del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan, Rosa Cruz.

Julio Bacete ha inaugurado este Desayuno Informativo, agradeciendo a todos los asistentes su presencia y exponiendo la postura de Cooperativas en materia de agua, “creemos que se puede utilizar más agua subterránea de lo que se está utilizando; es necesario cambiar el discurso, terminar con la idea de que estamos sobreexplotando los acuíferos y que tenemos dejar de regar, porque no es cierto”.

En este sentido ha querido subrayar la gran importancia del regadío en Castilla-La Mancha, “si no hubiese sido por el regadío no se habría asentado la población que tenemos ahora, por eso hay que concienciar, hablar e informar, debemos estudiar nuestro acuífero para que termine la idea de que está sobreexplotado, porque se puede utilizar más agua y, además, hacerlo de forma sostenible. Llevamos haciéndolo mucho tiempo, regando con goteo y con placas solares, en definitiva, hay muchas cosas que ya sabemos y ahora lo que tratamos es no aceptar la idea de sobreexplotación que nos quieren transmitir. En Castilla-La Mancha nuestra principal industria viene de la agricultura y hay que defenderlo teniendo acceso al regadío más de lo que tenemos ahora”.

Fomentar el desarrollo rural

Por su parte Francisco Turrión ha declarado que “se puede respetar el medio ambiente, preservar los ecosistemas naturales de Castilla-La Mancha y del Guadiana y, al mismo tiempo, utilizar las aguas subterráneas”.

Ha subrayado el desconocimiento que existe sobre este tema, “no se conoce cuál es el funcionamiento real de los acuíferos de la región y de la cuenca del Guadiana, no se sabe el agua embalsada en nuestros acuíferos, ni las transferencias laterales que llegan a los mismos de otros acuíferos ni siempre se toman las medidas en puntos representativos y todo ello a pesar de que hay estudios que nos dicen que los acuíferos de Castilla-La Mancha están casi todos en equilibrio en las últimas décadas”.

Por este motivo ha mantenido que “las extracciones de agua que se están realizando son inferiores a la recarga, por tanto hay que revisar toda la información hidrogeológica de la Cuenca del Guadiana y de Castilla-La Mancha para poder permitir utilizar las aguas subterráneas y aumentar de forma sostenible ese uso, fomentando así el desarrollo rural en los pueblos. Vitalizar el medio rural es posible, permitir regadíos sostenibles y al mismo tiempo preservar los ecosistemas fluviales asociados”.

El debate ha finalizado con las preguntas del público, que se han dividido en tres grandes bloques o preocupaciones, como son la gestión administrativa y técnica del agua, la gestión política de este recurso y, por último, el futuro de nuestra agricultura y explotaciones agroalimentarias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here