El presidente del Consejo Sectorial de Aceite de Oliva de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Rafael Sánchez de Puerta, ha subrayado que los altos precios responden a la escasez de la oferta y a la buena evolución de las cifras de comercialización y descarta que exista “especulación”.

En una entrevista con Efeagro, Sánchez de Puerta ha recordado que finalmente ha ocurrido lo que las cooperativas ya pronosticaban en abril y mayo y que ahora se está confirmando, que la cosecha española “es bastante más baja de lo que algunos decían” -rondará 1,25 millones de toneladas- y, con las necesidades que hay para atender los pedidos del mercado, “es una cantidad insuficiente”.

“lHabra años en los que los precios volverán a ser muy bajos, sin embargo, entonces nadie hablará de especulación”

La situación se complica porque, además, hay producciones “extremadamente cortas” en Italia, Grecia o Túnez y, en suma, “el aceite de oliva disponible está muy ajustado. Esto es la ley de la oferta y la demanda y no hay que darle más vueltas”, en alusión a quienes opinan que las cotizaciones responden a la especulación.

Ha detallado que España ha tenido tres años consecutivos de cosechas “ajustadas” por la escasez hídrica y, durante el actual ejercicio, no sólo hay poca oferta en nuestro país, sino que “Italia obtendrá menos de 200.000 toneladas, Grecia también y Túnez sobre 100.000 toneladas”, lo que dibuja un balance mundial muy bajo.

En el mismo sentido, ha especificado que habrá años de lluvias abundantes que disparará las cosechas y los precios volverán a ser muy bajos, sin embargo, entonces nadie hablará de “especulación”.

“Teniendo en cuenta el balance mundial, vemos que el consumo ha aumentado bastante en los últimos años pero cuando hay campañas de producción más cortas de lo normal, y si más aún esto ocurre en varios países a la vez, pasa lo que pasa actualmente”, insiste.

Preguntado si, con estos niveles de cotizaciones, será inevitable que se produzca una caída de las ventas nacionales e internacionales, Sánchez de Puerta explica que la demanda de los consumidores españoles ha caído algo pero no de manera alarmante, mientras que la exportación “sigue tirando estupendamente”.

Lo habitual es que, “si se sigue vendiendo todo el aceite de oliva como hasta ahora, los precios se mantendrán firmes” pero, si desciende la comercialización, las cotizaciones se desacelerarán.

Gran parte del aceite que ahora se vende fue comprado hace algún tiempo y se han podido mantener precios estables

En todo caso, ha valorado que los últimos datos de salidas entre mercado interior y exportación “son tremendamente positivos”, con una media de 120.000 toneladas cada mes en lo que va de año.

Sánchez de Puerta ha destacado que la distribución está intentando mantener los precios todo lo que puede y “fuerza a tope” a los envasadores para que no se produzcan subidas importantes.

Y gran parte del aceite que ahora se vende fue comprado hace algún tiempo a 3,10 euros, 3,20 o 3,30 euros en origen, muy por debajo de los 3,80 a los que cotiza en almazara ahora (virgen extra).

Por tanto, hay empresas que se aprovisionaron hace algún tiempo, antes de que el aceite en origen se fuese encareciendo -especialmente deprisa en los últimos meses- a medida que se iba confirmando la menor cosecha en España, Italia, Grecia o Túnez, y han podido mantener precios estables al consumidor.

Pero la situación podría cambiar en los lineales próximamente, cuando se vayan agotando estas compras tempranas y los envasadores tengan que salir a comprar y nutrirse de nueva materia prima, con las cotizaciones actuales, para abastecer a la distribución.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here