El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Madrid trata de esclarecer el robo de dos terneros vivos en Manzanares el Real a los que cortaron las orejas donde llevaban el crotal, una especie de pendiente de plástico que se pone el ganado para poder identificarlo.

El ganadero ha denunciado en el puesto de la Guardia Civil de la localidad madrileña que el 25 de diciembre acudió a El Pradazo, la finca donde guarda los animales, y halló en el suelo las orejas de dos de ellos, han confirmado a Efe fuentes del instituto armado.

“Me han robado dos terneros, ocasionando sufrimiento a mis animales, dejándome allí sus orejas. Si alguien ha visto algo le agradecería que me lo dijera”, ha escrito David en Facebook.

(Foto: Archivo. Recurso)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here