Crean una cátedra de empresa para innovar y la mejora de las buenas prácticas fitosanitarias

0
20

    Un ejemplo de esa relación es el proyecto de investigación para la mejora de las aplicaciones de productos fitosanitarios en el cultivo de pimiento en invernadero en Almería. Este proyecto se enmarca en un convenio de colaboración entre los impulsores de la cátedra, que abarca aspectos como la reducción de la contaminación y de los riesgos para el operario, así como el desarrollo de técnicas o tecnologías alternativas para determinar el volumen más eficiente de aplicación de los productos fitosanitarios, consiguiendo aplicaciones más óptimas.

    Dirigida por el profesor Emilio Gil, del Departamento de Ingeniería Agroalimentaria y Biotecnología de la UPC, la nueva cátedra tiene su sede en la ESAB, en el Campus del Baix Llobregat, ubicado en Castelldefels (Barcelona). Durante el acto de creación de la Cátedra, que ha tenido lugar en la ESAB, Emilio Gil ha impartido la conferencia titulada Relación universidad-empresa: beneficio mutuo para una agricultura sostenible en un nuevo marco comunitario.

   Desde su inicio, la Cátedra Syngenta-UPC promoverá la formación a través de la participación en diferentes programas de la Universidad (postgrados, asignaturas de libre elección y actividades complementarias a estudios de grado y máster) y la colaboración también incidirá en los planes formativos de la compañía Syngenta. Está previsto que la Cátedra pueda impulsar becas predoctorales y posdoctorales, convenios de cooperación educativa y premios a proyectos de fin de carrera.

   De hecho, la Cátedra tiene un ámbito de actuación transversal entre las unidades de la UPC que inciden en la innovación y en la mejora de las buenas prácticas fitosanitarias, teniendo en cuenta criterios de sostenibilidad.

   En cuanto a la investigación, impulsará la presentación conjunta de proyectos de investigación en los ámbitos catalán, español y europeo, así como el desarrollo de líneas de investigación conjunta. También promoverá la elaboración de trabajos científicos y de estudios técnicos para la mejora de productos tecnológicos en el campo de los productos fitosanitarios y su aplicación, así como de estudios ambientales y de sostenibilidad en aquellos aspectos que representen una problemática para la empresa. Las actividades de investigación incluirán la promoción de tesis doctorales y la organización de encuentros de expertos sobre temas de interés.

   La nueva cátedra de empresa también favorecerá la transferencia de conocimiento sobre los resultados de la investigación, dándoles valor mediante patentes o la aplicación directa de los resultados al mercado, y difundiéndolos a través de publicaciones y de jornadas de divulgación tecnológica.