Crespo recuerda que el Gobierno evitó que Andalucía perdiera 405 millones

0
4

EFE.- Esta medida ha permitido que la comunidad siga siendo la mayor perceptora de estos fondos, con 1.906 millones de euros, un 23,7 % del total nacional, según ha explicado la delegada en un comunicado, donde ha reiterado que Andalucía es la principal beneficiada en el reparto de los fondos de Desarrollo Rural.



Crespo ha apuntado que esta distribución se ha realizado atendiendo a criterios objetivos, transparentes y siguiendo el criterio de integración empleado por la propia Comisión Europea.



La delegada del Gobierno ha aclarado que, para que los criterios europeos no perjudiquen a los agricultores andaluces, el Gobierno ha introducido un factor estabilizador que garantiza que ninguna autonomía pierda o gane más de un 10 % respecto al periodo actual, un mecanismo que, según ha apuntado, beneficia específicamente a Andalucía, ya que evita una pérdida de 405 millones de euros.



Por otro lado, Crespo ha recordado que ahora es el Gobierno andaluz el que debe trabajar en desarrollar unos buenos Planes de Desarrollo Rural para que Andalucía "pueda recibir la máxima cuantía de ayudas a las que opta en este periodo".



Ha pedido a la Junta que deje de usar la PAC "como arma de confrontación" y que reconozca que "gracias a la magnífica labor desempeñada por el Gobierno de España, tanto en Bruselas como en la Conferencia Sectorial del 21 y 22 de enero, Andalucía sigue siendo la gran beneficiada en el reparto de los fondos de la PAC".



Crespo ha destacado que los agricultores y ganaderos andaluces están tranquilos y satisfechos, ya que saben que el resultado obtenido es el mejor posible y evita el desastre que hubiera supuesto mantener los criterios fijados por el anterior Gobierno.



Ha recordado que Andalucía recibirá en torno a 1.600 millones de euros de ayudas directas en este periodo 2014-2020, mientras que con una distribución de la PAC con criterios igualitarios, Andalucía habría perdido 1.336 millones de euros y que "con la propuesta de tasa plana planteada por el anterior Gobierno socialista, la pérdida habría sido de 3.500 millones", ha concluido.