Crisis de E.coli y menor rentabilidad auguran una caída de producción pepino

0
11

EFE.- Así lo han explicado a Efeagro representantes de las casas de semillas y del sector productor, que ha iniciado desde mediados del pasado julio la campaña de siembras para la producción de otoño-invierno, que se extenderá hasta finales de octubre y principios de noviembre.

Las fuentes han explicado que existe aún una "cierta desconfianza" por parte de los productores, lo que no sólo atribuyen a la crisis del "E. coli", sino que también deriva de los menores precios obtenidos por este cultivo en la campaña anterior.

El brote agresivo del "E. coli" declarado en Alemania a finales del pasado mayo, y del que se responsabilizó de forma infundada a una partida de pepinos españoles, provocó una crisis sin precedentes en este sector.

El director de márketing de la firma de semillas Zeta Seeds, Miguel García, ha indicado que aunque a estas alturas aún queda una gran parte por sembrar es "evidente" que la crisis provocada por el "E.coli" y las consecuencias que tuvo en los productores "les está provocando una seria preocupación y dudas a la hora de sembrar pepino".

Ha asegurado que esta preocupación se manifiesta "claramente" en el hecho de que el porcentaje de siembras tempranas está siendo inferior al que hace se esperaba hace unas semanas y se está trasladando a siembras planificadas para septiembre-octubre.

En este sentido, García ha atribuido este cambio a que los productores quizás esperan "tener tiempo para ver la reacción del mercado ante los resultados comerciales de las primeras partidas de pepino que ya se han empezado a comercializar, procedentes de las siembras de julio".

Ha indicado que los precios ofertados en origen al agricultor por estas primeras partidas de pepino han comenzado "a un nivel bastante bajo", lo cual posiblemente contribuya a ese traslado de siembras restantes a septiembre-octubre, "con la esperanza de que el mercado recupere la confianza de consumo y de que por tanto los precios sean mejores".

Para José Luis Ruipérez, de la firma Rjik Zwaan -especializada en investigación y venta de semillas hortícolas-, es aún complicado hacer estimaciones, si bien se ha detectado una caída de la superficie de pepino cercana al 10 % respecto a lo que es habitual en esta etapa de la siembra.

Se ha referido no solo al efecto del "E.coli", sino también a que durante la pasada campaña los precios fueron bajos aunque habrá que esperar también a la evolución de las siembras de septiembre, que es un mes tradicionalmente "fuerte".

Ha confiado además en que se normalicen y mejoren las cifras de consumo hortícola en Centroeuropa, como ya demuestran su evolución durante las primeras semanas de agosto en el caso de cultivos como el pepino y la lechuga.

Andalucía (fundamentalmente en Almería y Granada), es la principal productora de pepino de España, aunque esta hortaliza -de la que se exporta cerca de un 60 % de la producción- también se cultiva en Murcia, Cataluña, Canarias y la Comunidad Valenciana.

España exportó cerca de 450.000 toneladas de pepino en 2010 por valor de unos 372,4 millones de euros, según datos de la Federación Española de Productores Exportadores de Frutas y Hortalizas (Fepex).

Por provincias, la principal exportadora española de pepino es Almería, con 264.000 toneladas, seguida de Granada (79.409), Valencia (44.493), Las Palmas (19.298), Murcia (14.424) y Barcelona (14.228).