UPA Andalucía ha criticado la indiferencia e insensibilidad de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir tras hacer público en el presente mes de enero las Resoluciones del Canon de Regulación correspondiente a los embalses del Sistema de Regulación General del Guadalquivir y de los embalses del sistema de la Breña II-Arenoso para la campaña 2018.

La organización agraria ha sido muy crítica con la Confederación debido a que en la Resolución no se han atendido las alegaciones presentadas por la organización. Las alegaciones de UPA iban encaminadas “a paliar la situación de sequía prolongada en la que nos encontramos y en la que los regantes y productores se encuentran en un escenario que lejos de incrementar sus beneficios están sufriendo pérdidas, circunstancia que se debía de haber tenido en cuenta en el cálculo del canon del agua”, según señala en una nota.

UPA critica un aumento “desproporcionado” del canon que no se corresponde con la renta agraria

Del mismo modo, UPA Andalucía ha querido tachar al organismo regulador “de insensible dado que las explotaciones agrarias están haciendo frente a una realidad que es insostenible, con costes de producción cada vez más elevados, y en la que los regantes y las Comunidades de Regantes están teniendo verdaderos problemas para hacer frente a dicho canon”.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha querido remarcar que para 2018 se produce un incremento del canon, que en comparación con años anteriores entiende que es “desproporcionado ya que la renta agraria en ningún caso ha sufrido proporcionalmente el mismo incremento, dada la escasa rentabilidad de las explotaciones y la situación hídrica en la que nos encontramos”.

Otra reivindicación histórica de UPA, que supondría un ahorro de agua tanto para los regantes y agricultores como un ahorro de costes del canon, así como para paliar los déficits hídricos propios de la cuenca es facturar en función del volumen de agua consumida y no por hectárea, que es como se hace en la actualidad. Y más cuando los regantes no consumieron en la campaña 2017 toda la dotación de sus concesiones debido a la sequía, y con la facturación por hectárea abonan el mismo canon que si consumen la dotación al completo.

Finalmente, UPA Andalucía ha reiterado su solicitud de que  la gestión de los embalses de la Breña II y del Arenoso se haga directamente por el Organismo de Cuenca, como ocurre con el resto de embalses del Guadalquivir, con el objetivo de reducir el importe de la gestión que realiza la entidad adjudicataria Aguas de las Cuencas de España (ACUAES), lo que daría lugar a una disminución de los costes en el canon, y que en contraposición, en estos momentos supone un incremento a los regantes sobre el canon de la regulación general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here