Critican que el nuevo sistema de control desincentivará la contratación de seguros

0
12

     Al mismo tiempo, según recuerda la organización, aquellos otros profesionales del sector agropecuario que nunca hasta la fecha hayan suscrito una póliza de seguro ni hayan sido perceptores de ayudas comunitarias en los períodos ya referidos deberán darse de alta en la base de datos de Enesa antes de poder solicitar la subvención al seguro. Los agricultores que no figuren en esa base informativa podrán formalizar la póliza del seguro, pero no tendrán derecho a ninguna ayuda en el momento de efectuar la contratación, de tal manera que no sabrán hasta que se resuelva su caso particular si finalmente tendrán derecho a la subvención.

    El presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), Cristóbal Aguado, sostiene que las nuevas disposiciones de Enesa en materia de seguros agrarios “van a entorpecer el buen funcionamiento del mercado porque restan agilidad e implican un replanteamiento de las condiciones de acceso al apoyo público sobre el que se cimenta el sistema”.

Las medidas van a provocar un efecto desincentivador"

     Señala Aguado que “los datos que aparecen en esa base son fluctuantes y los períodos de contratación limitados, por lo que este mecanismo tendrá un efecto desincentivador para aquellos agricultores o ganaderos que tengan que hacer trámites previos para solicitar la ayuda o que no podrán saber si van a percibir la ayuda hasta que sean incluidos en la base de datos. De hecho, nos consta que actualmente ya hay miles de agricultores esperando que se resuelva su solicitud para acceder a la base y nos tememos que pueda producirse un colapso”.

    Además, el máximo responsable de esta organización agraria alerta de que esta medida entre en vigor “en un momento especialmente delicado e inoportuno, porque la contratación de seguros agrarios atraviesa en España, desde hace tres años, un período regresivo como consecuencia del recorte que sufrieron las subvenciones. Por tanto, lo que habría que hacer es precisamente lo contrario de lo que está haciendo Enesa y el Ministerio de Agricultura, es decir, dar más facilidades, más incentivos y más respaldo financiero a los agricultores para estimular la contratación”.

    Los datos oficiales, tal como ha venido denunciando AVA-ASAJA, "corroboran e ilustran el descenso que ha sufrido el mercado del seguro en los últimos tiempos como consecuencia de las políticas que viene aplicando el Gobierno de Madrid. Así, durante 2013 las principales líneas de contratación del seguro agrario en la Comunitat Valenciana sufrieron un hundimiento de hasta un 60%".