Critican que la Junta de Andalucía no destina ni una partida a cofinanciar los seguros agrarios

0
23

      El Responsable de Seguros Agrarios de COAG Andalucía, Antonio Moreno, que estuvo en ese grupo de trabajo del seguro agrario combinado de cultivos protegidos que se celebró en Almería el pasado 6 de noviembre, presentó una serie de propuestas para mejorar las condiciones y coberturas de los actuales seguros para hortícolas. Durante la reunión, se constató que este año ha aumentado en más de un 20% el aseguramiento tanto en número de agricultores como en producción asegurada.

      Sin embargo, considera que mientras que “el agricultor cada vez está más concienciado de la necesidad de contratar el seguro agrario y para que esta tendencia siga en alza necesitamos apoyo de las administraciones. Echamos en falta el respaldo de la Consejería de Agricultura en este ámbito, ya que tal y como nos reconoció la Consejera en una de las últimas reuniones, este año Andalucía tampoco contará con un presupuesto para la cofinanciación del seguro agrario”, ha declarado Moreno.

    Asimimso, resalta que “otras Comunidades Autónomas sí han puesto en marcha esta medida de apoyo económico y es lo que exigimos a la Junta, ya que el sector está respondiendo. Reclamamos a la Consejería de Agricultura que haga un esfuerzo para incorporar esta medida, que supondrá un impulso en la contratación del seguro y contribuirá, a buen seguro, a que el sector confíe más en el seguro agrario como una herramienta vital para la protección de su explotación agraria”.

Propuestas de COAG para el seguro

     Durante la reunión del grupo de trabajo, COAG planteó diversas propuestas a nivel regional, entre las que destacan las siguientes: 

1.    Equiparar en igualdad de condiciones todas las hortalizas bajo cubierta de la Línea 306. Algunas de las propuestas incluyen unificar el periodo de contratación (actualmente el tomate se puede contratar hasta el 31 de octubre mientras que el resto de hortalizas sólo puede hacerlo hasta el 15 de octubre) y que todas las producciones cuenten con las mismas coberturas en cuestiones como las relacionadas con enfermedades (la botrytis, por ejemplo, sólo está cubierta en tomate).

2.    Aumentar el precio de aseguramiento del kilo de pepino, pasando de 0,45 céntimos a 0,55 para que se ajuste a su precio real de mercado y equipararlo así al cultivo de calabacín y berenjena.

3.    Cobertura de virosis. Aumento de las garantías, entre otras.

     Durante la reunión del grupo de trabajo se puso de manifiesto también que está habiendo problemas a la hora de realizar las pólizas con entidades ajenas al sector, algo que va en perjuicio de los propios agricultores. Por eso, Antonio Moreno ha recordado que es importante que  el agricultor contrate su seguro con entidades especializadas, como es el caso de COAG, ya que “esta organización agraria cuenta con técnicos especializados que están a pie de campo y conocen al detalle la problemática de los cultivos, así como las necesidades de los productores, lo que supone una garantía para quienes contratan el seguro agrario con nosotros”.