CSIC logra 80 % de supervivencia de caballitos de mar criados en cautividad

0
0

EFE.- Después de seis años de investigaciones, el Grupo de Biología y Fisiología Larvaria de Peces ha desarrollado una técnica de cría en cautividad del caballito de mar narizón (Hippocampus guttulatus), con la que ha obtenido ejemplares el doble de grandes que los del medio natural al año de vida, ha informado el CSIC.

Los científicos han determinado que la temperatura idónea para su cría en cautividad ronda los 19 a 20 grados, lo que ha abierto nuevas líneas de investigación sobre la relación entre la temperatura del agua y la distribución de la especie.

También consideran que los caballitos de mar de la costa gallega y mediterránea tienen mejores condiciones para su crecimiento en el medio natural que los del Atlántico Norte y que este avance abre la puerta a la repoblación de la especie protegida en zonas naturales, señala la nota.

Los científicos sabían que la temperatura del agua del mar es determinante en los procesos biológicos y fisiológicos de los caballitos de mar y en su distribución geográfica. Sin embargo, no se había podido establecer hasta la fecha su temperatura óptima para la cría en cautividad, ni se habían logrado supervivencias superiores al 20 %.

Miquel Planas, jefe del grupo de biología y fisiología larvaria de peces, apunta que, conscientes de que el futuro de la especie pasa por su cría en cautividad, han trabajado en el desarrollo y establecimiento de una técnica que asegure tanto la reproducción como el crecimiento en acuarios del caballito de mar.

Los científicos del CSIC establecieron existencias de reproductores a partir de ejemplares salvajes capturados en la costa gallega (Rías de Arousa, Vigo y Ares) con los que en el año 2007 se reprodujeron por primera vez caballitos adultos nacidos y criados completamente en cautividad.

Lugo consiguieron poner a punto por primera vez una técnica adecuada de cría en cautividad. La disponibilidad de ejemplares producidos en cautividad ha permitido la incorporación, por primera vez, de la especie en el mercado de la acuariofilia a un precio que ronda los 60-90 euros/ejemplar.

"Este hecho ha causado una gran expectación entre los aficionados a esta actividad y en los propios comerciantes", señala Miquel Planas.

Además, el descubrimiento podría facilitar el uso de la especie para fines científicos y reducir la captura de ejemplares salvajes, que está prohibido al tratarse de especies incluidas recientemente en el catálogo de las amenazadas.

En este proyecto, financiado por el Gobierno Central a través del Plan Nacional de I+D+i y que contó con la participación de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), el Instituto Canario de Ciencias Marinas y el Aquarium Finisterre, se obtuvieron los primeros adultos del caballito de mar narizón (H. guttulatus) criados en laboratorio y se liberaron ejemplares en la Illa de Arousa en julio de 2009.

En el año 2010 el grupo pudo dar continuidad a las investigaciones al iniciarse el proyecto "Hipporearing", financiado de nuevo por el Gobierno Central a través del Plan Nacional, un proyecto que cuenta con la participación de la Universidad de Santiago, concluirá en diciembre de 2012 y se ha centrado en aspectos relacionados exclusivamente con la cría en cautividad.

Un avance de las investigaciones ha sido publicado por la revista científica SCI Journal of Experimental Marine Biology and Ecology.